Francisca Meza Carranza

Zihuatanejo, Guerrero.- “Si fuéramos vándalos no estuviera en nuestras manos la educación de este municipio”, expresó Noel Aburto García, profesor egresado de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, quien se sumó junto con otros egresados de esa escuela a la exigencia de justicia por el caso Iguala.

Los profesores colocaron un tendedero de pendones con los rostros de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, la noche del 26 y la madrugada del 27 de 2014, en una de las áreas verdes del bulevar Zihuatanejo, que pasa por la carretera federal Zihuatanejo-Lázaro Cárdenas.

“Nosotros como egresados de la normal estamos solidarizados completamente con los alumnos de esa normal y con los padres de esos muchachos no queremos estar en la camisa de ellos porque si ahorita ellos no pierden no la esperanza de rescatar a sus hijos nosotros no tenemos porque”, expresó.

El profesor, de la generación 1983-1987 de esa normal, puntualizó que en Zihuatanejo hay un gran número de egresados de Ayotzinapa que hacen todo para que la comunidad se eduque; dijo que con su acto demostraban que no son vándalos sino personas preparadas que exigen que se esclarezcan los hechos de Iguala porque el gobierno no ha dado respuestas.

Aseveró que tiene que caer quien tenga que hacerlo antes de que termine el actual sexenio federal; consideró que existe algo más de fondo en la desaparición de los normalistas que el Estado quiere cubrir y por eso se la pasan en la simulación.

El profesor y vocero de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) en este puerto, Sergio Guinto Silva, dijo que como egresados de la normal se sumaban a la más enérgica protestas por la desaparición de los 43 normalistas, el asesinato de tres, y por el normalista que aún sufre las consecuencias del ataque.

Dijo que se también manifestaban su enérgico rechazo porque los asesinos intelectuales están libres.

En el lugar también dieron mantenimiento al número 43 que fue colocado por integrantes del Movimiento Popular de Azueta (MPA), el cual permanece oculto tras la bandera que el ayuntamiento colocó por las fiestas patrias.