México.- En medio de un largo aplauso, el presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció a los soldados del Ejército, "que es pueblo uniformado", ayudarlo a no utilizar la fuerza en casos como el de Culiacán, Sinaloa, "porque los problemas se pueden resolver mediante el diálogo, el acuerdo, no con el irracional uso de la fuerza, porque la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia".

En una Plaza de la Danza pletórica, subrayó que cuando todos tengan trabajo, cuando todos los mexicanos tengan bienestar, cuando sean atendidos todos los jóvenes, que no se queden los niños sin posibilidad de estudiar, cuando haya justicia, “vamos a serenar a México, va a haber paz y va a haber tranquilidad en nuestro país. Esa es nuestra filosofía”.

Reconoció que la decisión en el caso de la ciudad norteña fue difícil de tomar, pero muy humana. “Decidimos primero la vida de los seres humanos, no la violencia.

"La paz, la tranquilidad, no la discordia, no el odio, no la violencia. La hermandad, el amor al prójimo, esa es la filosofía, esa es la doctrina de este gobierno”.

Dijo que no le importa que los conservadores, los autoritarios, quieran que se gobierne de otra manera.

“Ya ellos lo hicieron y no dio resultados; al contrario, enlutaron a México, convirtieron a México en un cementerio. Esa estrategia de querer apagar el fuego con el fuego, de enfrentar la violencia con la violencia nunca más; jamás vamos nosotros a reprimir al pueblo de México”.