Kabul, Notimex.-Al menos 18 personas murieron y 10 resultaron heridas hoy en un atentado suicida cerca de un hotel de esta capital al terminó de una reunión política en respaldo al líder opositor y gobernador de la provincia de Balkh, Ata Mohammad Noor.

El atentado se registró este jueves poco después de la 13:30 horas locales (09:00 GMT) fuera de un restaurante cercano a la plaza Lab-e-Jar, en las proximidades del distrito de Khair Khana de Kabul, en el acceso al hotel Qasr-e-Naween, donde se congregaron simpatizantes de Noor.

Un portavoz del Ministerio del Interior de Afganistán informó que el atacante llegó caminando hasta la zona con la intención de acceder al hotel Qasr-e-Naween, pero al sentirse descubierto detonó su carga explosiva.

La potente explosión destruyó al menos tres automóviles estacionados en el lugar y daños en varios edificios circundantes, cerca de la sala Qasr-e-Naween, según un reporte de la agencia de noticias TOLO.

Un oficial de seguridad confirmó que 18 personas murieron, entre ellas ocho policías, y otras diez resultaron heridas en el ataque, aunque el ministerio de Salud Pública reportó que sólo la muerte de dos personas y cuatro lesionados La insurgencia afgana del Talibán rechazó la participación del grupo en el ataque suicida, que aparentemente tuvo como objetivo al gobernador de la provincia de Balkh, Ata Mohammad Noor.

En un comunicado, el portavoz del Movimiento Talibán Zabiullah Mujahid aseguró que el grupo no tenía ningún vínculo con la explosión de esta tarde en la zona de Khair Khana de Kabul, ocurrido al terminó de una reunión política.

De acuerdo con la fuente de seguridad, que habló bajo condición de anonimato, el blanco del ataque eran los asistentes a la reunión, que se organizó en apoyo de Noor y director ejecutivo del partido Jamiat-e-Islami, opositor al gobierno afgano.

“El atacante quiso entrar, pero, tras ser identificado por la Policía que custodiaba la entrada del lugar, detonó sus explosivos en el acceso principal frente al hotel Qasr-e-Naween ", aseguró el portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid En junio, al menos siete personas murieron y más de 119 resultaron heridas en tres explosiones distintas en el funeral en Kabul del hijo de un líder de Jamiat-e-Islami, que murió en un tiroteo durante un mitin de protesta.