Nigeria.- Kaduna, estado del centro de Nigeria, ha aprobado una ley para castrar químicamente a acusados de violación.

Con esta medida, el gobierno regional busca evitar que se sigan registrando los casos de abuso sexual, que ha afectado a una de cada 10 mujeres, señalan.

Las penas máximas actuales por violación en este estado son de 21 años de prisión cuando la víctima es adulta y puede llegar a cadena perpetua en el caso de abuso a menores.

Sin embargo, esta nueva ley no ha sido del todo bien recibida por organizaciones que creen que las medidas deberían ir más enfocadas a la prevención y no va a ayudar a resolver un problema de raíz en el país, como son los abusos sexuales.

Antes que la castración, la directora del Centro de Investigación y Documentación de Defensoras de la Mujer (WARDC), Abiola Akiyode-Afolabi, considera que se deberían asegurar medidas para evitar los crímenes y poner en marcha mecanismos que permitan dar una respuesta y asistencia rápida a las denunciantes.

A mediados de junio los gobernadores de más de una treintena de estados de Nigeria declararon el estado de emergencia por las crecientes violaciones de mujeres y niños en el país, después de que a principios de mes miles de personas se manifestaron ante la sede de la Policía de varias ciudades nigerianas.

Según datos del WARDC, alrededor de dos millones de mujeres y niñas son violadas cada año en Nigeria, pero menos de un tercio de estos delitos (el 28%) son denunciados.

Te va a interesar:

Rescatan a niño que estuvó por años amarrado en Nigeria

Microsoft: hackers podrían intervenir, otra vez, en elecciones de Estados Unidos