México, Notimex.- Un día después de haberse convertido en tendencia en redes sociales al anunciar su embarazo, la cantante estadunidense Katy Perry vuelve a ocupar los titulares de los medios informativos al dar a conocer que decidió suspender su boda, misma que se llevaría a cabo en Japón.

La ceremonia que uniría a la intérprete de Roar con el actor Orlando Bloom estaba programada para recibir a 150 personas, sin embargo, los novios optaron por cancelarla debido a la epidemia del coronavirus que se vive actualmente.

El temor en la pareja aumentó debido al embarazo de la cantante. Perry y el protagonista de la cinta El señor de los anillos se comprometieron el 14 de febrero de 2019 y un año después estaban dando la noticia de su embarazo.

En entrevista con la radiodifusora Sirius XM, la cantante aseguró que su embarazo y su debut en la maternidad estaba perfectamente planeado y que no significó sorpresa alguna.

La relación Perry-Bloom data de 2016, desde entonces han tenido encuentros y desencuentros, sin embargo, en el último año se les ha visto más estables.