México.-Keiko Fujimori, la hija del expresidente Alberto Fujimori, declaró ante la Fiscalía por presunto delito de lavado de activos,bajo la modalidad de crimen organizado, como parte de las investigaciones contra Joaquín Ramírez, a quien habría otorgado la suma de 15 millones de dólares.

El fiscal adjunto Jorge García ingresó al Penal Anexo de Mujeres de Chorrillos por la mañana para interrogar a la lideresa de Fuerza Popular, quien cumple una orden de 36 meses de prisión preventiva, en el marco de las pesquisas por el presunto delito de lavado de activos.

Ramírez presuntamente habría recibido de Keiko Fujimori la suma de 15 millones de dólares para lavarlos en su negocio de grifos para la campaña presidencial de 2011. El fiscal de lavado de activos a cargo de la investigación es Wilson Salazar Requena, quien previamente realizó las coordinaciones con el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) para el acondicionamiento del lugar donde se llevaría a cabo la declaración.

Sin embargo, el encargado de efectuar el interrogatorio fue el fiscal adjunto Jorge García, quien ingresó al penal a las 09:30 horas, informó la prensa local. "Hemos venido a tomar una declaración en base a lo que se viene investigando en la fiscalía", indicó a la prensa y precisó que se están tomando las declaraciones correspondientes que forman parte del expediente documentario, el cual será analizado por la Fiscalía.

El viernes 15 de febrero, Joaquín Ramírez declaró ante la Fiscalía de lavado de activos también como parte de esta investigación a Fujimori Higuchi en la que se busca esclarecer el patrimonio de Ramírez.