México.-El juicio que se sigue en Nueva York a tres dirigentes del fútbol sudamericano dio otro giro singular con el inesperado testimonio de Kevin Jonas, una estrella pop.

El ex miembro de la banda Jonas Brothers compareció el jueves en un tribunal federal para respaldar el testimonio de que uno de los acusados, el paraguayo Juan Ángel Napout, fue sobornado con carísimas entradas para un concierto de Paul McCartney en Argentina en 2010.

La defensa de Napout había puesto en duda que el concierto llegó a realizarse.

Jonas, de 30 años, no conoce a Napout y tampoco sabía sobre el escándalo de los sobornos, pero confirmó que el recital del ex Beatle se escenificó en el estadio Monumental de River Plate, dos días antes de un recital de su banda en el mismo sitio, tal y como los fiscales indicaron.

Jonas dijo que fue al concierto de McCartney antes de un recital que su banda tenía previsto en Buenos Aires.

Los tres dirigentes  el brasileño José María Marín, el peruano Manuel Burga y el paraguayo Juan Ángel Napout- se declararon no culpables a los cargos por complot para asociación delictiva, fraude electrónico y lavado de dinero dentro de la investigación por el escándalo de corrupción de la FIFA.