México. Notimex.- Deudas económicas a empresarios de la industria de la construcción e incumplimiento en las metas de infraestructura vial y equipamiento urbano es lo que heredó la administración encabezada por Francisco Vega de Lamadrid.

En materia económica, los empresarios del ramo han contabilizado adeudos de al menos 25 millones de pesos en trabajos que se realizan principalmente en la zona costa del Estado.

Con relación del incumplimiento en infraestructura vial, las autoridades salientes reconocieron que en el presente año solo se ha logrado el 56% de la meta establecida principalmente por la falta de recursos económicos.

En el caso de obras de equipamiento urbano, la Secretaría de Infraestructura de Desarrollo Urbano del Estado, también reconoció un rezago por falta de recursos y por retrasos en la entrega de obras de algunos constructores.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito, Gabriel Valenzuela Moreno, informó que entre agremiados y empresarios independientes se tienen cuentas por cobrar de al menos 13 millones. “Cuando vimos que el Gobierno del Estado tenía muchos problemas de liquidez, nosotros le preguntamos a todos los afiliados de cámara si tenían algunas deudas; tenían algunas deudas pequeñas”, declaró.

Valenzuela Moreno reveló que ante esta situación se acercaron con la administración estatal actual, quien les hizo saber que les pagarán los adeudos generados meses atrás, pero solo les pidieron tiempo. “Les dijeron que sí les van a pagar, pero ocupan poquito tiempo para hacer su revisión respectiva, las nuevas autoridades por lo menos han dado la esperanza que los compromisos que se han adquirido con estimaciones firmadas se van a respetar”, agregó.

Francisco Vega 2

El presidente de la CMIC en Ensenada, Juan Robles Ibarra, dijo que a los agremiados de este municipio el gobierno encabezado por Vega de Lamadrid les dejó de pagar al menos 12 millones de pesos.

“Al principio de la administración de Kiko Vega hubo inversión en infraestructura y no se tuvo mayor problema en el tema de los pagos, la crisis empezó los últimos dos años”, declaró.

Esta situación, añadió, ha generado que se dejen obras inconclusas, como la pavimentación de la Calle Sexta, en donde el Gobierno del Estado dio anticipos, pero posteriormente dejó de pagar y las constructoras tuvieron que parar la obra.

“Se iba a hacer un fresado para que pudiera tener buena adherencia la carpeta final, pero luego vinieron las lluvias, la circulación y ocasionó que se hicieran baches muy grandes y la calle prácticamente está desecha”, explicó.

El empresario comentó que a principios de 2019 el problema se agudizó, ya que el Gobierno del Estado generó muy poca obra y aproximadamente un 30% de ellas no las terminaron de pagar.

“Heredaron el problema a la actual administración, sobre todo obras de Desarrollo Social, en el caso del Inife como son obras federales ahí si tuvieron la previsión de pagar las obras que se ejecutaron, en el caso de obras nuevas prácticamente la Sidue no contrató nada porque no hubo recurso, se realizaron unas licitaciones que creo que ahora las quieren cancelar”, mencionó.

Robles Ibarra dijo que entre las licitaciones que podrían cancelar se encuentran: La continuación de la calle Berilio en San Antonio de las minas, un puente peatonal, y una obra en el Ejido Eréndira en la que el contratista inició con el contrato firmado pero hasta el momento ni siquiera el anticipo le han pagado.

“Desarrollo Social maneja muchas obras pequeñas de cuartitos o ampliaciones, yo estoy seguro que del 100% de las obras han de haber sacado unas 60 obras de las cuales en unas 40 quedaron con adeudo, se supone que la actual administración hizo el compromiso de pagarlas en diciembre”, detalló. El empresario dijo que por el momento no piensan recurrir a otra instancia legal, ya que tienen la confianza de que la actual administración cumplirá.

La pasada administración cubrió los adeudos que tenía en Mexicali con constructoras, indicó el presidente de la CMIC en Baja California. José Inzunza Ronquillo informó que el adeudo cercano a 10 millones que mantenía el gobierno de Vega de Lamadrid fue liquidado.