México, Notimex.-El líder norcoreano, Kim Jong-un, inspeccionó un submarino construido recientemente, en medio de renovadas amenazas de parte de Pyongyang de congelar el diálogo con Estados Unidos por los ejercicios militares que este país planea realizar con Corea del Sur en agosto.

Según la estatal Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA), la inspección tuvo lugar después de que Kim y el presidente estadunidense Donald Trump acordaron reanudar sus diálogos a nivel de trabajo sobre la desnuclearización de Corea del Norte durante una reunión sorpresiva, el 30 junio, en la frontera intercoreana.

Acompañado por funcionarios de alto rango del partido gobernante y del sector de ciencia para la defensa nacional, Kim inspeccionó las capacidades del nuevo submarino y expresó una "gran satisfacción", señaló la KCNA citada por Yonhap.

La KCNA no reveló cuándo o dónde tuvo lugar la inspección, ni ofreció detalles sobre el submarino.

Según el informe, para el líder norcoreano la capacidad operativa de un submarino es un componente importante en la defensa nacional de Corea del Norte, que está "limitada en el este y oeste por el mar", y destacó la necesidad de un incremento continuo y confiable de las capacidades de defensa nacionales.

La inspección tiene como fin ejercer presión sobre Washington antes de una posible reunión bilateral.

Kim y Trump se reunieron a finales del junio en la frontera intercoreana, donde acordaron reanudar sus diálogos a nivel de trabajo en las próximas semanas, tras meses de estancamiento desde la segunda cumbre bilateral, en febrero, que acabó sin un acuerdo en Vietnam.

Se estimaba que los diálogos comenzaran a mediados de julio, pero Pyongyang no ha respondido a la oferta para el diálogo de Washington.

Corea del Norte criticó recientemente a Estados Unidos por planear llevar a cabo, en agosto, un ejercicio militar conjunto con Corea del Sur, advirtiendo de que podría afectar a los diálogos nucleares acordados.