México.- Las reuniones que se realizaron con el yerno de Donald Trump, Jared Kushner, podrían ser un antecedente para la resolución de la amenaza del presidente norteamericano sobre subir aranceles.

La reanudación de las declaraciones hostiles a México no se corresponden con el proceso de diálogo constante con Mike Pompeo y Jared Kushner de parte de la cancillería Mexicana, con quienes se mantiene una fluida relación.

El canciller mexicano, Marcela Ebrard, informó el pasado 24 de mayo que se reunió en la Casa Blanca con Jared Kushner, quien es asesor del presidente Donald Trump, y con varios funcionarios estadounidenses, para presentar un programa de desarrollo para Centroamérica.

Tal programa se había hecho público hace un par de semanas como el plan integral para atacar el fenómeno migratorio de raíz a partir de la coparticipación del triángulo del norte centroamericano, América del norte y países de la Unión Europea.

Además en julio del año pasado, Pompeo y Kushner se reunieron en México directamente con AMLO para hablar de temas migratorios y sobre las negociaciones del TLC.

Los acercamientos fueron para que ambos gobiernos desarrollen acuerdos de la posible firma de un compromiso de entendimiento para impulsar la cooperación con el propósito de que haya inversiones, se generen empleos y se impulse el crecimiento tanto para México como para Centroamérica.

Ante esta situación Marcelo Ebrard, informó este jueves que viajará a Washington, D.C. para “buscar un punto de encuentro”, luego de que el presidente Donald Trump anunciara aranceles de 5% a partir del 10 de junio a todos los productos importados desde México.

Afirmó el canciller en declaraciones: “orgullo trabajar en su gobierno, suscribo plenamente y como lo señala estaré viajando a Washington a la brevedad para buscar un punto de encuentro. Dignidad y firmeza en esta hora difícil”, escribió Ebrard dirigiéndose a AMLO.

El presidente de México afirmó en la reunión matutina con los medios que era importante el período que estaba pasando Estados Unidos en referencia con la proximidad de las elecciones, elemento importante para sopesar las declaraciones del presidente Trump.