México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el propósito de que en su gobierno los más necesitados tengan mejores condiciones de vida y de trabajo es un fin humano, es justicia social y es también cristianismo.

“Me van criticar, pero lo voy a decir. Miren, ¿por qué sacrificaron a Jesús Cristo? ¿por qué lo espiaban y lo seguían?”, preguntó a quienes acudieron a escucharlo en Etchojoa, Sonora.

Y respondió que por defender a los humildes y a los pobres, “entonces, que nadie se alarme cuando se mencione la palabra cristianismo. Cristianismo es humanismo".

López Obrador, quien se presenta como liberal y admirador de Benito Juárez, quien separó al Estado de la Iglesia, pidió a sus seguidores que no se alarmen por citar la palabra cristianismo.

“Todas las religiones tienen ese propósito: el humanismo, el amor al prójimo, esa es la justicia social. A eso se le puede llamar solidaridad, se le puede llamar fraternidad, se le puede llamar de distintas maneras, pero es ser realmente fraterno con los demás, que haya humanismo, que no se le dé la espalda al que sufre”, dijo al concluir su mensaje.