Ciudad de México.- La actriz y cantante alemana, Marika Rökk considerada como la favorita del líder nazi Adolf Hitler, fue una destacada espía soviética, informó el medio Bild.

La famosa estrella del cine de los años 40´s quien interpretó varias películas de propaganda nazi,  fue reclutada para la KGB a través de su agente Heinz Hoffmeister quien ya había trabajado para la URSS.

Aunque se desconoce varias de sus labores, se sabe formó parte de la red de informadores Krona, que filtró datos  sobre la inteligencia militar en operaciones importantes como Barbarroja, un descomunal despliegue que supuso la invasión de la Unión Soviética y que marcó la II Guerra Mundial así como la batalla de Kursk.

Krona fue dirigida por Yan Cherniak o el hombre sin sombra, por su agilidad para esconderse.

La organización estuvo conformada por 35 informantes, entre ellos: banqueros, militares y funcionarios públicos.

A este equipo de trabajo se sumó el esposo de la actriz, el famoso director de cine y guionista, Georg Jacoby.

Rokk dejó su carrera en el mundo del espectáculo en el año de 1951, cuando la organización alemana de inteligencia Gehlen publicó varios documentos en donde informó que fue cómplice del régimen nazi.

Del mismo modo dio inició al rumor sobre su supuesto romance con el ministro de Propaganda, Joseph Goebbels.

Tras las declaraciones, estrella del cine optó por abrir su propia tienda de ropa en Dusseldorf,  pasando así sus días hasta que murió a los 90 años de edad en el año 2004.