México.- Clara Torres, ex directora del programa de estancias infantiles, señaló que las operadoras de las guarderías no son corruptas, sino que los delegados de la entonces Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) las extorsionaban."

Sí había abusos de los delegados, las supervisiones extorsionaban a las responsables de estancias (...) Les decían que a cambio de recursos, podrían validar niños o hacerse de la vista gorda en casos de irregularidad", dijo.

En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, Torres señaló que el presidente Andrés Manuel López Obrador fue mal informado respecto a las estancias infantiles, por lo que buscará una audiencia con él para explicarle la situación "con manzanitas".

Aseguró que el recorte de presupuesto a estancias infantiles "pone en jaque" al país y aseguró que 50 por ciento de las madres solteras que usaban las guarderías, se quedarán sin el recurso y sin la posibilidad de que sus hijos tengan vigilancia.