Guerrero.- En Marquelia, Costa Chica, el Cabildo aprobó “reactivar el toque de queda” en el municipio y mantener suspendidas las actividades en las playas, como una medida preventiva contra el coronavirus.

En la página del ayuntamiento se informó de las medidas aprobadas durante la sesión del lunes en la acordaron reforzar la campaña informativa para evitar contagios, que suman hasta el momento 30 casos acumulados y tres defunciones, de acuerdos con los datos de Salud.

“Se reactivó nuevamente el toque de queda obligatorio a partir de las 10:00 de la noche. En el entendiendo que nadie debe salir de sus hogares después de este horario; ya que si lo hacen, se sancionará administrativamente. Esta medida incluye a los distintos comercios y establecimientos de alimentos y bebidas”, advirtió el ayuntamiento.

Además, “queda prohibido toda actividad física al aire libre y juegos en conjunto; ya sea en playas y unidad deportiva”.

El Cabildo prohibió realizar reuniones o festividades “que pongan en riesgo la Salud de los habitantes y con ello la propagación del Covid-19”.

Los acuerdos del Cabildo fueron aprobados en presencia de los directores de las áreas operativas quienes coadyuvar en las actividades preventivas contra la pandemia, indicó el gobierno municipal.

El 02 de julio cuando las autoridades preparaban el cambio de semáforo Covid de rojo a naranja en Guerrero y con ello la reapertura de la actividad turística al 30 por ciento, el gobierno de Marquelia anunció que las playas Las Peñitas y La Bocana permanecerían cerradas.

El resto de los municipios de la Costa Chica reactivaron las actividades al 30% como se estableció tras el cambio al semáforo naranja.