#Ciencia y tecnología

La expresión de los genes puede determinar la hora de la muerte

Cuando una persona muere, muchos de sus genes cambian de expresión y lo hacen de manera diferente para cada tejido.

Por Redacción, 2018-02-13 11:38

México, Agencia Sinc.-Un equipo internacional de científicos liderado por Roderic Guigó, del Centro de Regulación Genómica (CRG) en Barcelona, afirma que existen cambios en la expresión de los genes de diferentes tejidos que se desencadenan al morir y que podrían utilizarse para predecir el momento de la muerte de un individuo.

En un artículo publicado esta semana en la revista Nature Communications, los investigadores sugieren que, tras analizar algunos tejidos (como el pulmón o la piel), se podría determinar con una precisión considerable el intervalo post mortem, es decir, el tiempo transcurrido tras la muerte. Esto podría tener aplicaciones en análisis forense.

Todo empezó con el proyecto GTEx, que aspira a crear una base de datos de referencia y un banco de tejidos para que los científicos puedan estudiar qué variantes genómicas afectan a la actividad de los genes entre tejidos y en la susceptibilidad por tener una enfermedad.

GTEx se diseñó para recoger muestras de tantos tejidos como fuera posible y de un gran número de individuos para comprender los efectos causales de los genes y las variantes.

“Teniendo en cuenta que las muestras provienen de donantes fallecidos, era importante averiguar si existen cambios en la expresión génica relacionados con la muerte o con el tiempo transcurrido tras esta. De este modo se podrían mejorar las predicciones sobre la variación entre tejidos y en la enfermedad,” explica Roderic Guigó, coordinador del programa de Bioinformática y Genómica en el CRG.

Para comprender los cambios específicos de cada tejido tras la muerte de una persona, Guigó y sus colaboradores analizaron los datos de secuenciación del ARN de más de 7.000 muestras de 36 tejidos diferentes, correspondientes a 540 individuos del proyecto GTEx.

Los científicos demostraron que el tiempo transcurrido tras la muerte tiene un efecto en la expresión de los genes y que este efecto varía de un tejido a otro. Los autores desarrollaron un modelo para la predicción del intervalo post mortem basado en dichos cambios en la expresión de cada tejido mediante técnicas de secuenciación de última generación.

“Observamos que muchos genes cambian su expresión en un intervalo relativamente corto después de la muerte y de forma específica para cada tejido. Esta información nos ayuda a comprender mejor la variación y nos permite identificar los eventos de transcripción que se desencadenan tras la muerte en un organismo,” añade Pedro G. Ferreira, del Instituto de Patología Molecular e Inmunología de la Universidad de Porto en Portugal.

Los investigadores estudiaron el efecto de diferentes variables en un análisis biológico. Ahora, su modelo podría optimizarse para que pueda ser útil en el ámbito forense junto a un protocolo para su posible implementación en patología forense.

#Ciencia y tecnología

Instalarán Telescopio Gigante de Magallanes en desierto de Atacama

La Organización del Telescopio Magallanes Gigante informó que uno de los mayores desafíos que enfrentará la construcción será la excavación de un agujero de 7 metros de profundidad para el pedestal de concreto del telescopio.

Por Redacción, 2018-08-20 14:17

México.Las excavaciones en roca sólida para dar cimiento al Telescopio Gigante de Magallanes (GMT) ha comenzado en el sur del desierto de Atacama, el desierto no polar más árido de la Tierra que se encuentra en Chile. La obra está planeada para ser ejecutada en cinco meses y así el Telescopio Gigante inicie funciones, como está programado, en 2024.

Este telescopio de 25 metros de diámetro, cuyo peso final se espera que sea de mil 600 toneladas, se compondrá de siete espejos de 8.4 metros montados conjuntamente en una estructura de acero, la que estará albergada en un edificio rotatorio de 65 metros de altura (aproximadamente 22 pisos), con un diámetro de 56 metros.

El Dr. James Fanson, Gerente del Proyecto comentó que, “con el comienzo de la construcción de los edificios permanentes en el sitio, el GMT da muestras tangibles de avance hacia su finalización”.

La Organización del Telescopio Magallanes Gigante informó que uno de los mayores desafíos que enfrentará la construcción será la excavación de un agujero de 7 metros de profundidad para el pedestal de concreto del telescopio.

La mayor parte del trabajo se llevará a cabo con herramientas neumáticas e hidráulicas (perforadoras y martillos) para garantizar que el suelo debajo del pedestal siga siendo de roca no fracturada. El Dr. Fanson afirmó que “en total se espera que retiremos 5,000 metros cúbicos o 13,300 toneladas de roca, usando 330 camionadas para ese fin”.

El Observatorio Las Campanas, ubicado en el extremo sur del desierto de Atacama y perteneciente a la Carnegie Institution for Science, es uno de los mejores sitios astronómicos del mundo, conocido por sus cielos despejados, oscuros y con una atmósfera muy estable, lo que permite la obtención de imágenes excepcionales.

“Gracias a su diseño, el GMT producirá imágenes con una definición 10 veces mayor que las del telescopio espacial Hubble en la parte infrarroja del espectro y será utilizado por los astrónomos para el estudio de planetas que orbitan en torno de otras estrellas, así como para mirar al pasado, a la época en que se formaron las primeras galaxias”, destacó la GMTO en un comunicado.

#Ciencia y tecnología

Mexicanos crean red de sensores para alertar de incendios forestales

César Vargas, líder del Grupo de Investigación en Telecomunicaciones, explicó que el protocolo consiste en desplegar los sensores en un bosque, con los cuales se estarán sensando diferentes variables como temperatura y humedad.

Por Redacción, 2018-08-20 13:28

México, (Notimex).- Un nuevo sistema de sensores que no requieren baterías y que pueden ser utilizados en ambientes abiertos y en lugares remotos -como los bosques- fue desarrollado por científicos del Grupo de Investigación en Telecomunicaciones, de la Escuela de Ingeniería del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Con este protocolo de enrutamiento para redes inalámbricas de sensores, los doctores César Vargas, Mahdi Zareei y Leyre Azpilicueta, obtuvieron recientemente uno de los Fondos Newton para movilidad por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Royal Society, la sociedad científica más antigua del Reino Unido.

César Vargas, líder del Grupo de Investigación en Telecomunicaciones, explicó que el protocolo consiste en desplegar los sensores en un bosque, con los cuales se estarán sensando diferentes variables como temperatura y humedad.

“Con este monitoreo remoto se recopilarán los datos desde una base y, ante ciertos eventos medidos, se podrá comunicar si algo está sucediendo, en vez de esperar hasta que se vea el fuego en la noche”, explicó el investigador.

“Anteriormente hemos trabajado en el área de sensores aplicándolos al monitoreo del cuerpo humano y para la localización de otros dispositivos, pero ahora estamos aplicando esta tecnología en ambientes remotos y áreas abiertas de difícil acceso para el ser humano”, señaló.

Sin embargo, es importante saber emplear la energía de los sensores de la manera más eficiente, y por tal motivo, una de las propuestas es utilizar sensores que no requieren batería, sino que toman su energía del medio ambiente, principalmente a través de la luz solar.

“Las redes inalámbricas de sensores (WSN) se ha abordado tradicionalmente suponiendo sensores alimentados por baterías, por ello, minimizar el consumo de energía era el objetivo principal de este proyecto. Actualmente, la capacidad de extraer energía del medio ambiente nos permitió diseñar un sistema autosustentable”, explicó Mahdi Zareei, investigador posdoctoral del Grupo de Investigación.

Detalló que los sistemas inalámbricos actuales plantean desafíos de diseño debido a la inestable cantidad de energía que se puede extraer del medio ambiente. Ante ello, este proyecto propone un nuevo protocolo que utiliza la potencia de transmisión adaptativa para mantener la conectividad constante y distribuir la carga de tráfico en la red.

“Los resultados de la simulación que realizamos indican que este nuevo protocolo mantiene la red conectada la mayoría de las veces al usar una administración de energía eficiente, pues cada nodo ajusta dinámicamente su potencia de transmisión para maximizar el rendimiento de extremo a extremo de la red”, precisó.

#Ciencia y tecnología

Infarto en jóvenes, cada vez más frecuente por vida poco saludable

Tabaquismo, alcohol, sedentarismo y drogas, peores enemigos del corazón.

Por Redacción, 2018-08-19 12:05

México, (Notimex).– Hace cuatro años Roberto sufrió un infarto, tenía apenas 31 años y jamás pensó que le pudiera ocurrir. Le gustaba “comer bien” y pocas veces se detenía a mirar la cantidad de grasas, sal o azúcares que ingería, pues sentía que aún estaba joven para cuidarse.

Un día, simplemente empezó a sudar y sintió que se le iba la respiración, un dolor en el pecho y no supo más hasta que despertó en el hospital, donde le informaron que había sufrido un infarto al miocardio, afortunadamente con atención médica oportuna hoy puede contarlo.

Aunque no llegó a obesidad, si tenía sobrepeso; era un apasionado a los tacos callejeros, fumaba, tenía largas jornadas laborales, le gustaba salir de fiesta y durante algún tiempo consumió cocaína, además de que caminar o hacer ejercicio “no era lo mío”, comentó.

“Cuando escuchas de infartos crees que eso sólo le ocurrirá a tu abuelito, pero cuando te ocurre, cuando estas en la plenitud de la vida, es una sacudida, y si no tomas la segunda oportunidad que te dan de vivir, hay que tener muchas ganas de morirse”, subrayó.

El sobrepeso y la obesidad, la diabetes, la hipertensión, el consumo de drogas y el sedentarismo, y en ocasiones el consumo de bebidas energizantes, son los peores enemigos de la salud cardiovascular en la población joven.

Los muy malos hábitos de alimentación, de higiene (tabaquismo, consumo de drogas) y de ejercicio, nos tienen con una pandemia de ateroesclerosis coronaria y, sí, los infartos se presentan cada vez más en jóvenes, subrayó el director general del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, del ISSSTE, José Alfredo Merino.

Aproximadamente 20 por ciento de los pacientes que se atienden mediante el programa ASISSSTE Infarto, 20 por ciento son menores de 40 años, cuando hace dos décadas representaban apenas cinco por ciento.

Entre los factores que están contribuyendo a estas muertes o enfermedad cardiovascular tempranas, está el consumo de drogas, en particular la cocaína. Hay pacientes de 22 años que inhalan cocaína y presentan enfermedad coronaria como si se tratara de una persona de 80 años.

“Un aspecto que favorece la aparición del infarto al miocardio en los jóvenes es el uso de las drogas que tiene un efecto tóxico vascular y, sin duda, la cocaína es una de ellas. La cocaína tiene un efecto de excitación y está perfectamente demostrada la toxicidad sobre las arterias coronarias”, precisó Francisco Javier León Hernández, presidente de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México.

Las bebidas energizantes que contienen taurina y cafeína en exceso, aumentan la frecuencia cardiaca y es poner al corazón como si estuviéramos corriendo un maratón sentados, y eso puede desencadenar un síndrome coronario agudo tipo infarto, no es un factor de riesgo para que las arterias se tapen, pero sí estresa mucho al corazón y pueden llegar a la muerte, agregó José Alfredo Merino.

No es que por sí solas causen daño cardiaco ni tampoco que lo hagan en todas las personas que las ingieren, lo que sucede es que si alguien tenía una cardiopatía no diagnosticada, estos productos la detonan.

En la población femenina, los infartos se presentan con mayor frecuencia durante la menopausia y postmenopausia porque se pierde la protección natural de los estrógenos. Antes de los 50 años la proporción es de tres hombres infartados por cada mujer, después de esa edad, prácticamente se iguala.

No obstante, en los últimos años, las mujeres también están teniendo infartos a más temprana edad: “Mi paciente más joven tiene 35 años por el síndrome del corazón roto por el estrés, porque es real que el estrés rompe el corazón”, destacó la cardióloga Ana Elena Ancona.

La especialista del Hospital General de México, expresó que para evitar enfermedad cardiovascular en edades tempranas, es fundamental tener hábitos saludables como una dieta equilibrada, descansar los suficiente, evitar la combinación de anticonceptivos y tabaquismo, y hacer ejercicio, entre otros.

En población joven, los infartos son más letales que en personas mayores de 40 o 50 años, y la explicación es que, con la edad se va desarrollando un mecanismo que se llama circulación colateral, que consiste en la formación de “nuevas pequeñas arterias” que “brincan los tapones” en las arterias coronarias y compensan la enfermedad obstructiva del corazón.

Cuando un infarto se presenta en menores de 50 años, esas arterias periféricas o preacondicionamiento cardiaco no se ha desarrollado y entonces el evento pudiera ser más severo.