México.- Son oficiales de Fuerza Tamaulipas, una parte de la policía estatal, y en el noreste del país, cerca de la frontera con Estados Unidos, se dedican a combatir a los grupos criminales que buscan controlar la zona y suelen grabarse a sí mismos cuando están fuertemente armados y cuando se enfrentan a sus “rivales” del narcotráfico: esta es “La Furia negra".

También son llamados “fabricantes de viudas” y, de acuerdo con medios locales, sus actuaciones a veces se encuentran en el margen de la ley. Sobre ellos se han escrito canciones locales que se han popularizado entre los habitantes de la entidad.

Uno de esos temas, un rap, los elogia y los llama “guerreros” que defienden Tamaulipas de los integrantes del narcotráfico. “Patrullando las calles de negro su vestimenta/ para ellos no hay cansancio pues siempre hay que andar alerta/ la Fuerza Tamaulipas cumpliendo su deber/ ejecutan la orden de aprehender al delincuente", se escucha.

“Los caídos en Reynosa puro guerrero leal/ hasta su último momento no dejaron de accionar”, agregan, en referencia a los enfrentamientos directos con las bandas delincuenciales, que también suelen grabar. Los videos después se difunden en redes sociales.

En uno de los videos más recientes, algunos integrantes de la “Furia negra” se encuentran a bordo de camionetas fuertemente armadas, con equipamiento relacionado con la Marina mexicana, mientras patrullan las calles y carreteras del estado en diferentes momentos del día.

Y es que Tamaulipas ha sido uno de los estados más afectados desde que en 2006 comenzó la llamada “Guerra contra el narcotráfico”. La entidad ha sufrido las consecuencias de los enfrentamientos entre los diferentes cárteles que han intentado dominar una de las plazas más valiosas del continente y también aquellos cruces con las fuerzas del gobierno local y del Ejército, convirtiendo a la zona en una de las más peligrosas del país.

La plaza sigue siendo importante y, hoy en día, es el Cártel del Noreste, formado por los remanentes de los Zetas, el que se han consolidado como uno de los principales grupos criminales de la zona, al igual que el perenne Cártel del Golfo, el Jalisco Nueva Generación y el de Sinaloa.

Sin embargo, los críticos de este tipo de policías y agentes rebeldes aseguran que sus tácticas sangrientas y confrontacionales son mucho más parecidas a las de los sicarios del narcotráfico que juran combatir.