Padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre de 2014, así como estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos y organizaciones sociales de Iguala, iniciaron con la segunda etapa de búsqueda ciudadana en la región Norte de Guerrero.

Los padres recorrieron las calles de la ciudad en donde el pasado 26 de septiembre del 2014 los normalistas fueron atacados y desaparecidos a manos de la delincuencia organizada en contubernio con policías municipales.

“Se trata de una segunda actividad que llevará a cabo por parte de los padres de familia ya que las autoridades no han entregado resultados a más de 17 meses y es urgente tener una respuesta”, declaró el abogado de los padres de familia, Vidulfo Rosales Sierra.

A bordo de seis autobuses, los padres de familia y organizaciones en apoyo arribaron desde el jueves por la noche a la ciudad para iniciar la actividad.

Cerca de 500 hombres y mujeres integradas en 19 contingentes, recorrieron las calles de Iguala y la periferia colgando pancartas con números telefónicos y el correo electrónico en donde la sociedad puede aportar información de manera anónima sobre los hechos que ocurrieron.

“Nosotros sabemos que la gente sabe cosas que no pueden decir por miedo a que les pase algo, pero queremos que entiendan el dolor de los padres, llevamos 17 meses sin saber el paradero de nuestros hijos”, dijo Melitón Ortega, padre de familia y vocero del movimiento.

Criticó que el Estado mexicano haya decidido hacer un nuevo peritaje en el basurero de Cocula, lugar en el cual, según las investigaciones de la PGR, los estudiantes fueron arrojados e incinerados.

“Ha quedado demostrado de manera científica que nuestros hijos no fueron quemados pero si quieren hacer un nuevo peritaje nosotros estaremos de acuerdo con los resultados siempre y cuando estén avalados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)”, señaló.

Los padres recorrerán los puntos en donde asesinaron a tres de los estudiantes y colocarán de manera indefinida varios módulos de información en los cuales la gente podrá mencionar de manera anónima cualquier información que tengan sobre los hechos ocurridos.

“No hemos tenido una buena respuesta hasta el momento. La gente no quiere hablar, aún tienen miedo pero esperamos que se tenga alguna información útil la cual se le proporcionará a la Unidad Especializada en el caso Ayotzinapa”, informó al concluir el primer día de actividades de búsqueda ciudadana en Iguala.