Ciudad de México.- El martes 13 es un día de mala suerte en países como España, Uruguay, Argentina, Chile, Perú y Venezuela, equivalente al viernes 13 de Rusia y Occidente. ¿Pero de dónde surge esta superstición?

El miedo al martes 13 es resultado de la mezcla de diversas supersticiones con orígenes muy diferentes, y en muchos casos contradictorios; proviene del hecho en que este día fue nombrado en honor a Marte, Dios de la guerra, cuyo nombre también se asocia con la muerte.

Además, el martes 29 de mayo de 1453 la ciudad de Constantinopla fue conquistada por los turcos otomanos, marcando el final de una era muy importante en la historia de occidente, la cual quedaría grabada en la memoria colectiva de nuestra sociedad.

"En martes 13, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes", dice un famoso refrán, que confirma la superstición detrás del día martes en el mundo hispanohablante.

Por otra parte, el número 13 se atribuye desde tiempos remotos como el número de mala suerte, una de las asociaciones más populares es la Última Cena, en la que Jesucristo estaba con sus 12 apóstoles, entre ellos Judas Iscariote, quién lo traicionó.

Esta superstición cristiana tiene un paralelismo en las culturas escandinavas, en la cual existe una leyenda según la cual Loki fue el 13° dios en llegar a una cena entre los dioses, trayendo consigo el arma con la que moriría Balder, hijo de Odín.

Estas leyendas derivaron en la superstición de que si 13 personas se sentaban a cenar juntas, una de ellas moriría en el transcurso de un año.

También, el 13° capítulo del apocalipsis está dedicado al Anticristo, a la Bestia. Además, la carta número 13 del tarot es la carta de la muerte.

En algún momento estas dos tradiciones se juntaron, convirtiendo al martes 13 en un día que para muchos es de mala suerte.

Con información de Sputnik