La justicia española decidió archivar de forma definitiva el caso del ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, quien fue detenido el pasado 15 de enero en Madrid en una investigación por los presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación de caudales públicos, cohecho y organización criminal con el Cártel de los Zetas, para ser puesto en libertad una semana después.

Diarios locales informaron este miércoles que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional acordó archivar la causa en contra del ex líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en un auto firmado por los magistrados Ángela Murillo, Carmen González y Juan Francisco Martel.

La Fiscalía Anticorrupción había recurrido ante la Sala el sobreseimiento del caso dictado por el el juez instructor Santiago Pedraz. Sin embargo, el auto asegura que las diligencias practicadas en la investigación “no se extrae indicio alguno con la entidad suficiente para provocar una atribución delictiva en su conducta sujeta a comprobación”.

“Los datos que le incriminan no aparecen en las actuaciones y hacen referencia a los que del mismo alegan las autoridades de Estados Unidos en la comisión rogatoria remitida. Ningún indicio existe sobre su vinculación a algún cártel mexicano con ramificaciones en estados Unidos dedicado al blanqueo de sumas dinerarias procedentes de actividades ilícitas, especialmente relacionadas con el narcotráfico”, afirmó la Sala de lo Penal, desestimando así el recurso interpuesto por los fiscales José Grinda y Juan José Rosa.

Los jueces rechazaron que las escuchas telefónicas de 2013 del político coahuilense en España, lo vinculen con “el clan de los González Treviño”, ni con Juan Manuel Muñoz, empresario detenido también en aquel país.

Ante las acusaciones de blanqueo de capitales, los magistrados señalan que las transferencias que recibió Moreira en España “se hicieron por los cauces bancarios normalizados, han sido convenientemente documentados y explicados”.

Tras recuperar su pasaporte, Humberto Moreira Valdés regresó a México el pasado miércoles tres de febrero, y no regresó a Barcelona, al haber pospuesto su tesis. Moreira fue detenido por sorpresa en el aeropuerto de Madrid-Barajas en una operación auspiciada por la Fiscalía Anticorrupción española y que pretendía demostrar la vinculación al crimen organizado del político mexicano y ex gobernador de Coahuila.

Estuvo preso, en la cárcel de alta seguridad de Soto del Real, durante una semana y después de que le fuese devuelto el pasaporte decidió volver de forma precipitada a México, sobre todo a raíz de conocer del juez instructor, que la investigación continuaría y que se llevarían a cabo nuevas diligencias, tanto en España, México como en Estados Unidos, donde se encuentra detenido Rolando González Treviño, su supuesto prestanombres.