México.- El plurilingüe cantautor Manu Chao sacó su reciente tema en inglés "Bloody Bloody Border" sobre los campos migratorios en Arizona donde el gobierno de EE. UU. que mantiene su postura para construir un enorme muro que “detenga” a las personas que entran en sus fronteras.

Tan solo este año se registraron miles de migrantes detenidos en Arizona, Tucson y Yuma, familias completas salen de sus hogares en busca del sueño americano. En cambio, son recibidos con la fuerza policíaca migratoria que no solo los separan, sino que se registran decenas de muertes a causa de los tratos inhumanos hacia estas personas de acuerdo con la Organización Mundial para las Migraciones.

En Arizona, estado que hace frontera con Sonora, avanzan las leyes sobre los planes migratorios con propuestas como la Ley SB1070 también conocida como la “Ley del Odio” propuesta por el senador republicano Russell Pearce donde se ejerce una presión enorme para que se criminalice a los migrantes que no cuenten con la documentación legal requerida y que considera como presuntos culpables a todos aquellos que parezcan inmigrantes tan solo por su apariencia.

Con la leyenda “La libertad no es un crimen”, Manu Chao lo hace de nuevo; no solo pone el dedo sobre la llaga, sino que es un llamado a la humanidad para recapacitar sobre que ningún ser humano es ilegal. ¡Por un mundo sin fronteras!