#Creativos

La locura española de Leonora Carrington

La artista y escritora surrealista cruzó los Pirineos para ayudar a su amante judío Max Ernst y acabó en 1940, atada de pies y manos, en un psiquiátrico en Santander

Por Redacción, 2017-08-11 13:38

(EL PAÍS) .- El intento de conseguir un salvoconducto para Max Ernst, confinado en un campo de concentración en Francia, llevó a su amante Leonora Carrington a entrar en España recién acabada la guerra civil. En lugar de conseguir liberarlo, fue ella la que acabó encerrada en un sanatorio psiquiátrico de Santander, dirigido por el doctor Luis Morales. De aquella peripecia, más surrealista que la filosofía de sus propios protagonistas, quedó un relato tan real como alucinante escrito por la propia Carrington, que pretendía ser una mera catarsis y acabó publicado como Memorias de abajo. Un texto fundamental en la historia del surrealismo.

Ahora que celebramos el centenario de la artista británica finalmente afincada en México se reconstruye su desvío español, tanto mental como geográfico, en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en el mismo Santander y en breve en el Hay festival de Segovia.

Leonora y Max Ernst se habían conocido en el restaurante Barcelona de la londinense Beak Street, con Man Ray, Lee Miller y los Eluard. Fueron amantes en Paris, donde André Breton la adoptó como “una de los suyos”, y se fueron a una casita de campo donde ambos produjeron una importante obra, incluido el autorretrato de ella La posada del caballo del alba. El avance nazi sobre Francia destruyó el idilio amoroso y artístico que Carrington y el pintor alemán desarrollaron en la localidad francesa de Saint Martin d’Ardeche. Tras ser arrestado él por segunda vez, una atribulada Carrington viaja en coche a España, vía Andorra, para buscar en Madrid un salida para Ernst.

En las entrevistas que mantuvimos hace una década en su casa de México, Carrington reconocía haber estado afectada por lo que llamaba un “síndrome de guerra”, perturbada, físicamente disminuida, mentalmente debilitada. Pero fueron su salidas de tono político en el Madrid del año cuarenta lo que llevo a las autoridades españolas, con el cónsul británico y con la aquiescencia de su potentado padre a encerrarla primero en un convento y después a trasladarla en coche al norte. Le administran tres veces luminal y una inyección en la espina dorsal: anestesia sistémica. Han vencido su resistencia. La entregan, como un cadáver, al psiquiátrico del doctor Morales, una casa jardín en Valdecilla. Su destino no buscado. Es atada de pies y manos. Medicada con cardiazol, equivalente al electrochoque. Una caída al abismo. Una locura forzada.

Medio año duró su encierro español, un episodio del que se negaba a hablar, “porque aún me produce mucho dolor”, según me confesó cuando ya había cumplido los 90. Fue el doctor Pierre Maville quien le aconsejó escribir sobre su cruda experiencia. “No sé cuánto tiempo permanecí atada y desnuda. Yací varios días y noches sobre mis propios excrementos, orina y sudor, torturada por los mosquitos, cuyas picaduras me pusieron un cuerpo horrible: creí que eran los espíritus de todos los españoles aplastados, que me echaban en cara mi internamiento, mi falta de inteligencia y mi sumisión. La magnitud de mi remordimiento hacía soportables sus ataques. No me molestaba demasiado la suciedad”. Terminó manejando la sórdida situación con una inteligencia prodigiosa, convirtiendo el escenario de su encierro en una especie de mapa prodigioso, con sus símbolos y constelaciones que le permitían buscar la salida a su caída en el hondo pozo de la locura.

El de Carrington puede inscribirse entre los casos de mujeres sometidas por haber ejercido su libertad sin límite. Gracias a la escritura —una maldición que salva, en palabras de Clarice Lispector— Carrington exorcizó sus males. En la clínica leyó a Unamuno, hizo horóscopos diarios para el doctor Morales, que acabo prendado de su inteligencia. Con una señorita de compañía abandonó Santander en tren rumbo a Lisboa, con parada en Ávila. “Era Nochevieja. Hacia un frío intenso. Paramos en Ávila, donde nació Santa Teresa. Había un tren largo con muchos vagones cargados de ovejas que balaban de frío. Era espantoso. Los españoles pueden ser atroces con los animales. Recordaré aquella ovejas sufriendo hasta el día que me muera. Era como el infierno.”

Más lúcida de lo que aparentaba, Carrington dio esquinazo a su protectora y en Lisboa se fue en busca del periodista y poeta mexicano Renato Leduc, que hacía funciones de secretario de embajada. Se casaron y dejó de estar a merced de la voluntad de su padre, o de Max Ernst, que también acabó saliendo de Marsella hacia el exilio vía Lisboa, de la mano de la millonaria Peggy Guggenheim. Tras un tiempo con el grupo surrealista reunido en Nueva York, la pareja marcha a México. Pese a su divorcio Carrington se quedará allí —en el país del surrealismo natural según su protector, André Breton— hasta el fin de sus días. Incluida hoy en el grupo de mujeres artistas surrealistas de Latinoamérica, su pintura está entre las más cotizadas, y sus relatos mantienen la frescura y las sorpresas de textos adobados por un profundo surrealismo.

En su casa de la colonia Roma, acabó rodeada de españoles, incluido el médico que asistió sus partos, José Horna, y su mujer la fotógrafa Katy, más su inseparable compañera en el arte y la vida, la ilustradora y pintora Remedios Varo. También trató a Luis Buñuel que la cita en sus memorias. “Un día, cuando llegamos a casa de un tal Mr. Reiss donde nos reuníamos regularmente, Leonora se levantó de súbito, entró en el baño y se dio una ducha completamente vestida. Después, chorreando, regreso a la sala, se sentó en una butaca y me miro fijamente. ‘Eres un hombre apuesto’, me dijo en español tomándome del brazo. ‘Te pareces enormemente a mi guardián’, del psiquiátrico de Santander”. El desvío español en su viaje vital marcó para siempre el destino de la última surrealista.

1502356957 260944 1502391436 sumario normal recorte1 La locura española de Leonora Carrington

 

#Creativos

Triste día en Glasgow: se incendia su escuela de Arte

La Escuela de Arte de Glasgow fue fundada en 1845 y ha formado a artistas contemporáneos muy importantes.

Por Redacción, 2018-06-16 10:08

AFP.- Las llamas arrasaron la prestigiosa escuela de arte de Glasgow, en un edificio histórico y obra maestra del arquitecto Charles Rennie Mackintosh, en un incendio declarado el viernes en la noche, cuatro años después de ser devorado por el fuego.

El incendio no dejó ningún herido y movilizó a más de 120 hombres, indicaron los bomberos escoceses que fueron alertados cerca de las 23H20 (22h20 GMT) del viernes, y que el sábado estaban cerca de controlar el siniestro.

“El fuego se extendió muy rápidamente” y “el edificio principal está seriamente dañado”, indicó el jefe adjunto de los bomberos, Peter Heath. Sus hombres “tuvieron que hacer un gran esfuerzo en condiciones extremadamente difíciles”, subrayó.

La escuela se halla en pleno centro de Glasgow, que estaba muy concurrido el viernes por la noche. Varios vecinos tuvieron que ser evacuados.

El edificio histórico, casi centenario, fue diseñado por el arquitecto Charles Rennie Mackintosh (1868-1928), uno de los principales representantes del Art Nouveau, conocido por su gusto por las edificaciones de trazo simple y muebles con ángulos rectos.

El edificio, llamado el “Mack”, es uno de los más conocidos de Glasgow.

La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon dijo tener “el corazón destrozado”. “Esta es claramente una situación extremadamente grave”, afirmó en Twitter.

“Es una triste mañana para Glasgow”, afirmó poco después, aunque se declaró “aliviada” de que no hubiera víctimas, y expresó “su total admiración” hacia los bomberos.

“Estamos muy unidos emocionalmente” a este edificio, afirmó el jefe adjunto de los bomberos, quien aludió a un “sentimiento de pérdida”, tanto entre los bomberos como entre los habitantes de Glasgow.

Esta misma edificación ya había sufrido un incendio en mayo de 2014, causado por un proyector, y que destruyó la biblioteca de la escuela. Según testigos interrogados por la BBC, esta vez el incendio fue “mucho peor”.

Tras el incendio de 2014, el presidente de la Sociedad Real de arquitectos británicos (RIAS), Iain Connelly, había calificado el edificio como un “tesoro internacional que refleja el genio de uno de nuestros grandes arquitectos”. Su valor “va más allá de Glasgow o incluso de Escocia”, afirmó, “es una obra patrimonial de renombre mundial, y su influencia en la arquitectura del siglo 20 es inconmensurable”.

Según la agencia Press Association, el incendio de la noche del viernes al sábado se extendió a un campus vecino y a una discoteca cercana.

“El ‘Mack’ estaba en trabajos de renovación desde el último incendio de 2014”, explicó un diputado de Glasgow, Paul Sweeney, en Twitter. El edificio es “el más importante arquitecturalmente en Glasgow”, “no podemos perder ese edificio”, añadió el diputado, “devastado” por la noticia.

“Lo mejor que podemos esperar es que se mantenga la estructura de la fachada” y que se haga “una reconstrucción completa del interior” agregó, constatando la magnitud de los daños.

La Escuela de Arte de Glasgow fue fundada en 1845 y ha formado a artistas contemporáneos muy importantes.

Tres de sus antiguos alumnos ganaron recientemente el premio Turner: Simon Starling en 2005, Richard Wright en 2009 y Martin Boyce en 2011.

#Creativos

Salvador Díaz Mirón, periodista, profesor y poeta mexicano

Su legado continúa a 90 años de su muerte.

Por Redacción, 2018-06-12 14:37

México.-A lo largo de su vida, Salvador Díaz Mirón se desarrolló como periodista, profesor y poeta mexicano. Murió un 12 de junio de hace 90 años y es considerado como uno de los poetas románticos más importantes de México.

La producción poética conservada de Díaz Mirón es muy reducida, pues una parte se perdió y otra fue destruida por él mismo.

Conoce cinco datos sobre el ilustre personaje:

1. A lo largo de su vida, además de poeta fungió como director y fundador de algunos periódicos y fue en el periodo presidencial de Victoriano Huerta cuando fue director del diario El imparcial.

2. En 1879, inició su carrera política al convertirse en diputado por Jalancingo, en su estado natal.

3. En 1884, fue nombrado diputado y destacó en el Congreso con una participación brillante.

4. Uno de sus mayores enemigos era el jefe de estibadores, Lino Tenorio.

5. Su labor en la literatura comprende dos fases y en la última etapa del trabajo poético incluye 24 títulos, entre ellos “Los peregrinos”, “Al buen cura”, “A un profeta”, “La mujer de nieve”, entre otros.

#Creativos

Inicia el Encuentro Internacional de Música Antigua 2018

La edición 2018 se llevará a cabo hasta el 30 de junio con una serie de presentaciones en el Auditorio Blas Galindo.

Por Redacción, 2018-06-11 11:21

México, (Notimex).– El Encuentro Internacional de Música Antigua 2018 inició sus actividades este fin de semana con el concierto titulado “Giulio Caccini y la música de su época”, el cual se llevó a cabo en el Auditorio Blas Galindo, del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

El recital, a cargo del Ensamble A Musicall Banquet, conformado por Rebeca Ferri (violonchelo barroco), Francesco Tomasi (laúd y guitarra española) y el tenor Baltazar Zúñiga (voz), ofreció a los asistentes música de compositores franceses, británicos, españoles e italianos del siglo XVI.

Se trata de la colección titulada “A Musicall Banquet”, selección de diferentes piezas, en varios idiomas, realizada por Robert Dowland, hijo del célebre compositor John Dowland, quien fue músico de la corte de Elizabeth I de Inglaterra.

De acuerdo con un comunicado, luego de tocar la primera pieza “Preludium”, de John Dowland, el tenor Baltazar Zúñiga explicó que en la época se hacían este tipo de colecciones porque incluían piezas de compositores de diferentes nacionalidades que van desde del siglo XVI hasta el XVII.

El resto del programa estuvo integrado por obras instrumentales como “Recercada octava” de Diego Ortiz, así como piezas de Anthony Holborne, Domenico Maria Melli y Giulio Caccini, de quien se celebra este 2018, el 400 aniversario de su muerte.

“Fue uno de los primeros compositores en escribir música para la poesía, es muy importante decir esto porque marca el inicio de todo lo que conocemos como la ópera lírica”, destacó Baltazar Zúñiga.

El Encuentro Internacional de Música Antigua nació en 1996 con el propósito de ofrecer al público un recorrido por la historia musical europea y latinoamericana, escrita antes del siglo XVIII y así, promover el rescate de la música sacra, barroca y renacentista.

La edición 2018 se llevará a cabo hasta el 30 de junio con una serie de presentaciones en el Auditorio Blas Galindo y clases magistrales dirigidas a estudiantes de las licenciaturas en canto, violonchelo, viola da gamba y violín que deseen profundizar en la música antigua.