Ciudad de México.-Los ricos son famosos por tener gustos algo excéntricos y costosos, que son la clara muestra de que ya no saben en qué derrochar su dinero.

Así fue tal como lo hizo un empresario chino residente en Estados Unidos, quien encargó a los dueños de la joyería israelí llamada Yvel, Orna e Isaac Levy, la fabricación de la que sería la mascarilla de protección más cara del mundo.

El pedido fue muy claro. El empresario busca que su cubrebocas tenga el más alto nivel de protección, pero también que esté hecho con oro y diamantes.

De acuerdo con Telemundo, la mascarilla estará hecha con 250 gramos de oro puro de 18 quilates, con aproximadamente 3,600 diamantes blancos y negros y su interior incluirá filtros N99. Por esta razón, su peso será casi 100 veces más que una mascarilla quirúrgica convencional.

El costo de este exclusivo cubrebocas, se estima que será de un millón y medio de dólares; precio con el que el empresario chino no tiene ningún problema.

El pedido se estima que esté listo antes de terminar el año y para eso ya están trabajando en su fabricación 25 joyeros.