Chilpancingo, Gro.- El director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachilollan, Abel Barrera Hernández advirtió de un mayor colapso en la economía de cientos de familias de la zona indígena de la región de la Montaña.

Lo anterior, por una posible disminución en el envío de remesas a Guerrero por parte de migrantes mexicanos en Estados Unidos de Norteamérica, causadas por el Coronavirus y ante el nulo apoyo de las autoridades.

Consultado vía telefónica, el activista dijo que luego de que el país vecino del norte se convirtió en el nuevo epicentro mundial de la pandemia de Covid-19, los migrantes mexicanos fueron puestos en cuarentena, lo que los obligó a dejar sus trabajos.

"Si los migrantes están regresándose o están también enclaustrados allá en sus viviendas en Nueva York, pues no están trabajando, entonces el otro problema que ya se está avecinando es que no va haber remesas", precisó.

Lo anterior podría provocar un colapso en la economía de cientos de familias de la zona indígena de la región de la Montaña, puesto que el dinero enviado es su principal sustento.

El antropólogo urgió a los tres órdenes de gobierno la implentación de un programa alimentario, principalmente de granos básicos, "porque mucha gente de la Montaña depende de la producción de maíz, frijol", cuyo costo de estos comienza a elevarse a causa del Coronavirus, denunció.

"Por ejemplo, un bulto de maíz que normalmente cuesta 200 pesos, ahora lo están consiguiendo a más de 400 pesos en la Montaña, entonces se están encareciendo los productos, se están escaseando y, al mismo tiempo, el dinero ya no alcanza para una economía familiar", expuso.