Luego de que el ayuntamiento del municipio de Acapulco anunciara la aplicación de multas económicas a personas o comercios a los que se sorprenda arrojando basura en la vía pública en la zona centro y área turística de Acapulco, ciudadanos coincidieron en que la medida no debe limitarse a estas zonas de la ciudad, y que deben ser correspondidas con un eficiente servicio de recolección.

En un sondeo realizado el día de hoy, José Manuel Rivera, vecino de la zona alta del anfiteatro, dijo que la medida “está muy bien”, pero señaló que esta sólo funcionará si el ayuntamiento “cumple con su trabajo”, pues denunció que los camiones recolectores a veces no llegan o lo hacen fuera del horario establecido.

Por su parte, Sergio Serna, comerciante, dijo que la medida es buena, y “puede ayudar a generar conciencia”, pero admitió su escepticismo de que la medida se aplique realmente “y no nada más se quede en una promesa”.

Finalmente, el señor Jonás Hernández Gonzales, valet parking de la zona del Hospital General, declaró que la medida puede ser correcta considerando “la insuficiente cultura de quienes se les hace fácil tirar la basura en donde sea”. Pero señaló que esta medida no debe limitarse a la “zona Costera”.

“La zona del Hospital está muy abandonada, y existe mucha basura, y nadie de saneamiento acude a barrer; antes se barría, pero no sé porque se dejó de hacer”, finalizó, y añadió que la temporada de lluvias puede agravar la situación.