Taxco, Guerrero. Especial.- Primero afrontaron el aislamiento por la pandemia sanitaria del Covid-19, ahora tienen que enfrentar la crisis económica, el aumento desmedido del precio de la plata, sumado a la violencia en la región Norte de Guerrero, así sobreviven los plateros de Taxco.

Los artesanos plateros en Taxco, sector sumamente golpeado por el cierre de actividades "no esenciales" a raíz del coronavirus, han abierto otra vez sus puertas, o al menos aquellos que lograron pasar la contingencia sanitaria.

Oscar Martínez de 43 años, artesano de plata en Taxco, relató que "la pasamos difícil", durante el confinamiento, y lo poco que lograban vender "era para comer, lo consumíamos, ya no podíamos invertir".

"Para que se dé usted una idea, en Taxco el 90% de la población tiene relación con la actividad platera, así que el cierre de actividades nos dejó sin nada".

"Al gobierno municipal le solicitamos apoyos alimentarios, porque desde un inicio nos dijeron que no habría recursos económicos para artesanos, comerciantes, ni otros sectores que vivimos de esto, así que lo que podíamos vender desde casa era para alimentos, en pocas palabras nos comíamos las ventas", relata.

Con 31 años de experiencia, Óscar Martínez confió en que con la reapertura de actividades "no esenciales" en Guerrero, la economía se comenzaría a restablecerse, pero no fue así. De hecho, el golpe más duro a la economía aún está por venir.

Indicó que después de salir de la cuarentena "subió la plata y es otro motivo de la gente para ya no comprar", y todos los días el kilogramo de este mineral aumenta aproximadamente 300 pesos, refiere.

"El kilo de plata antes de la pandemia, nos costaba alrededor de 12 mil 500 pesos, y hoy se llega a comprar hasta en 17 mil pesos, como la plata se cotiza diariamente sube de precio", detalla.

Para su mala fortuna, no todos los artesanos lograron regresar a partir de la reapertura. En esta ciudad, los comercios y tianguis de plata, se aprecian vacíos.

En el centro platero: Real de Plateros, donde había 40 artesanos, solamente 37 pudieron regresar tras la cuarentena; tres de ellos no pudieron subsistir y buscaron otra manera de ganarse la vida.

La misma situación rodea a decenas de comercios y artesanos, en esta ciudad colonial que forma parte del llamado Triángulo del Sol, en Guerrero.

Actualmente, el problema para este sector económico es que el turismo es limitado y la venta no es buena como en épocas pasadas; tanto por el alza del precio como por la baja economía familia a raíz de la pandemia.

"Del 100% de gente que nos visitaba, actualmente nos visitan si acaso un 10% (...) En muchos locales los dueños han comprendido la situación y nos aplazan los pagos de rentas, eso también nos ha ayudado", señala el artesano.

El municipio de Taxco, en la región Norte de Guerrero, ha sido escenario de hechos de violencia destacados desde 2015, tras la caída de líderes del grupo delictivo Guerreros Unidos, tras la desaparición de estudiantes en Iguala.

Desde entonces, La Familia Michoacana y células de Guerreros Unidos, han buscado apoderase de esas zonas que conectan con el estado de Morelos. Uno de hechos más recientes fue el asesinato de seis policías del estado en la carretera Taxco-Tetipac, crimen que fue atribuido a la FM.