Maestros y alumnos de la Preparatoria 17 de la Universidad Autónoma de Guerrero, en Acapulco, desmintieron las acusaciones con las que profesores de esa institución señalaron al director Jesús Martín Alcalá Fuentes el pasado 30 de abril.

Las acusaciones en torno a supuesta mala administración, corrupción y modificación en las calificaciones de alumnos reprobados, fueron publicadas en diversos medios de comunicación.

El profesor de química Carlos Nava, quien dice tener más de 30 años trabajando para esa institución de tiempo completo, comenta que se trata de señalamientos “totalmente falsos” que dicen los demás maestros, y asegura que la captura de las calificaciones “se hace por el sistema y es muy difícil para que un director le cambie la calificación a un alumno”.

Por su parte, el alumno Mirrain Santos Loéza, uno de los supuestos beneficiados, afirmó que son falsos esos señalamientos que le hacen al director, y dice que todo este problema sea que Alcalá Fuentes estaba compitiendo con los demás postulantes que deseaban la dirección y que, desde entonces, “le han agarrado coraje”.

También denuncian caso de homofobia

Asimismo, Santos Loéza afirmó que sufre discriminación debido a que varios profesores se niegan a calificar sus exámenes o simplemente lo reprueban a causa, afirma, de sus preferencias sexuales.

El alumno comenta que, a pesar de realizar sus trabajos, los maestros no se los califican y que, actualmente, “debe” 4 materias de un total de 8, lo que ha impedido sus posibilidades de tramitar su ficha en la Facultad de Medicina.

Relata como el profesor Jesús Pérez, que imparte la materia de Formación Ciudadana, se negó a calificarle y a aprobarlo, y afirmó que el maestro le dijo que “si los demás no lo pasan el no hará la excepción”.

Santos Loéza afirmó que, de continuar la situación, acudirá con el rector de la UAG, pues, asegura, “lo están atrasando y perjudicando”. Redacción.