Yolanda Ramírez Michel Litterae Salto Mortal, Guadalajara, 2014 108 pp.

LitteraeLa brevedad es un riesgo que no siempre se libra con fortuna: éste se potencia si se persiguen líneas cortas que condensen la experiencia surgida después de andar por el campo minado de meditar sobre la escritura. Yolanda Ramírez Michel se aventura en la búsqueda de versos que congreguen la experiencia del ejercicio de escribir, y es ahí donde encuentra la amenaza. La originalidad estará dispuesta entre las minas de lugares comunes, del parafraseo de sentencias conocidas y mensajes vagos o crípticos. La autora, apoyada en una estructura que acude a la solemnidad con la que libra el estallido, presenta su libro en nueve espacios que se desarrollan con habilidad y amplio conocimiento del tema.

Inicia con el espacio “Del poeta”, en el cual perfila el oficio al nombrar las características que considera esenciales en la escritura. Anota, con breves asombros, la constitución de lo que llama el «Receptor del misterio». Al desplegar estas sentencias dispone al lector para pasar a los momentos posteriores, donde va de la “Tierra sagrada”, como nombra a la poesía, a la escritura, para decir que «Hay palabras que encienden como cerillos la sangre». De esta combustión pasa a uno de los momento más intensos: “Del libro”, con una concepción clara del objeto y de las repercusiones en el sujeto que plasma, de manera sintética, en su transcurrir histórico. Más adelante, en “De la palabra humana”, la profundidad del trabajo de Ramírez Michel se muestra claramente:

«Que la lengua incendie la lengua y a la página se le desgarre la tinta. Que las palabras se arranquen la piel y revelen su entraña: flores derramadas y reinos escanciados en la copa del sueño. Que tengas valor para traducir lo que te dictó un ángel… y que no dejes nunca tus palabras sin manes.»

La síntesis con la que Yolanda Ramírez Michel ha conformado este trabajo y la experiencia que respalda la fuerza del discurso convierten a Litterae en un libro escrito por una lectora atenta. Sobresale la exactitud de los epígrafes y la asimilación de la escritura de los autores convocados. Este título, en el que es posible identificar el cuidadoso diseño y el acierto estético de las ilustraciones, genera una gran expectativa acerca de las publicaciones que vendrán por parte de la joven editorial tapatía Salto Mortal.