Ciudad de México.- El círculo íntimo del expresidente Felipe Calderón Hinojosa está siendo investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por presuntos delitos de corrupción, informó el diario Milenio.

Dado que sus transacciones bancarias no concuerdan con sus ingresos, además de que sus formas de vida resultan “inexplicables”, los exsenadores del PAN, Ernesto Cordero, Jorge Luis Lavalle, Javier Lozano y Roberto Gil Zuarth (todos muy cercanos a Calderón Hinojosa) están en la mira de la dependencia federal.

De acuerdo con la investigación del medio, la UIF detectó “movimientos irregulares” en las cuentas bancarias de los cuatro miembros llamados en su momento “senadores rebeldes”, aunque aclaró que no necesariamente están relacionadas con el caso Odebrecht, pese a que al menos Ernesto Cordero y José Luis Lavalle fueron señalados por Emilio Lozota, exdirector de Pemex, de recibir fuertes sobornos para aprobar la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto.

Uno de los detalles que llamó la atención de la UIF fue que existe una supuesta asesoría por más 370 millones de pesos, lo cual también es “inexplicable”, dijeron las fuentes a dicho medio de comunicación.

Además, según Milenio, la Unidad de Inteligencia Financiera ya comenzó a investigar a Rafael Caraveo, exsecretario técnico del Senado de la República y a Guillermo Gutiérrez Badillo, exsecretario privado del Gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, quienes hace unos días fueron exhibidos en un video en el que aparecen recibiendo fuertes cantidades de dinero.

En ese sentido, ayer se dio a conocer que el exgobernador de Baja California, Ernesto Ruffo Appel, quien como Senador de la República votó en contra de la Reforma Energética (2013) por la forma como se acordó, vio desde su escaño cómo un grupo liderado por el panista Roberto Gil Zuarth, cercano al expresidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), pactó con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a través del Senador Emilio Gamboa Patrón para impulsar esta reforma desde la Cámara Alta. Lo que hizo que la UIF agregara a Gil Romero a sus investigaciones.

Estos nombres se suman a al menos otros seis allegados al expresidente Calderón que también se encuentran bajo la lupa por parte de las autoridades hacendarias, entre ellos, el Secretario de Seguridad en el sexenio calderonista, Genaro García Luna.

Otros de los destinatarios nombrados por Lozoya fueron Jorge Luis Lavalle Maury, expresidente de la Comisión de Administración del Senado, y Rafael Jesús Caraveo Opengo, exsecretario técnico de la misma, quien además estuvo implicado en la recepción del dinero.

Con información de Milenio