México.-El queso de puerco es un embutido que generalmente se utiliza como ingrediente en tortas, ya que su consistencia es muy diferente a la del jamón. Y aunque su nombre lleva implícito queso, no necesariamente es preparado con este.

A muchas personas les gusta su sabor, el cual es un poco más fuerte que el resto de los embutidos, pero hay otras que prefieren no consumirlo debido a su consistencia gelatinosa, esta se logra gracias a su preparación.

A continuación te decimos de qué está hecho el queso de puerco, tal vez después de saberlo te gustará aún más... o tal vez no.

El queso de puerco está hecho de cabeza de cerdo e incluso algunos suelen agregarle partes del corazón o patas del animal. De acuerdo con Larousse Cocina, este embutido se acostumbra preparar principalmente en los estados del centro del país.

Su elaboración es sencilla, primero se debe poner a cocer la cabeza del cerdo en agua con cebolla, ajo, pimienta, negra, clavo, tomillo, mejorana y sal. Cuando está totalmente cocida, se deja enfriar para después quitar la piel.

Después de retirar la piel de los huesos, esta se corta en trozos pequeños y se vuelve a cocinar con vinagre, ajo y diversas especias como orégano, pimienta, clavo, tomillo, mejorana y laurel. Todos estos ingredientes realzan el sabor de la carne, por lo cual su sabor es más fuerte que el de otros embutidos.

Una vez que se ha cocido bien la carne, se pone a enfriar y la mezcla se mete en un tompeate (canasta de palma) para eliminar el exceso de líquido. Después de deja en un lugar fresco por un día o un poco más ya que así adquiere un mejor sabor.

El queso de puerco se prepara de manera diferente en varias partes del mundo. The Daily Meal menciona que en Alemania suelen incorporar trozos de la lengua de cerdo para darle otro sabor, mientras que en Luisiana le agregan salsa para que pique un poco la carne.