México.- Un día como hoy, pero de 1920 nacía el escritor uruguayo Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno, o mejor conocido como Mario Benedetti.

El escritor es una de las figuras más relevantes de la literatura uruguaya de la segunda mitad del siglo XX. Benedetti desarrolló una literatura realista, de escasa experimentación formal y referente al tema de la burocracia pública, a la cual él mismo pertenecía.

Sus escritos hicieron eco de la angustia y la esperanza de amplios sectores de la sociedad por encontrar salidas socialistas a una América Latina subyugada por represiones militares.

Benedetti incursionó en el periodismo y además es autor de cuentos, novelas y poemas, entre los que sobresalen "El cumpleaños de Juan Ángel", "La tregua", "Gracias por el fuego", "El escritor latinoamericano y la revolución posible" y "Montevideanos".

[caption id="attachment_369777" align="alignnone" width="480"]Mario Benedetti Mario Benedetti[/caption]
Te presentamos algunas frases incluidas en publicaciones de Mario Benedetti:
  • "Porque tú siempre existes dondequiera, pero existes mejor donde te quiero", Corazón coraza y otros poemas, 1997.
  • "La mariposa recordará por siempre que fue gusano”. Inventario tres: poesía completa, 2003.
  • "Todo es adrede… todo hace trizas el alma”. Vivir Adrede, 2007.
  • "Quién lo diría, los débiles de veras nunca se rinden", Rincón de Haikus,1999.
  • "Compañera usted sabe puede contar conmigo, no hasta dos o hasta diez sino contar conmigo”. Antología poética, 1984.
  • "De todas aquellas manos, la suya era la única que me transmitía la vida.” La tregua, 1960.
  • "Tengo la horrible sensación de que pasa el tiempo y no hago nada y nada acontece, y nada me conmueve hasta la raíz”. La Tregua, 1960.
  • "Si Dios fuera mujer no se instalaría lejana en el reino de los cielos”, El olvido está lleno de memoria, 1995.
  • "Posiblemente me quisiera, vaya uno a saberlo, pero lo cierto es que tenía una habilidad especial para herirme". La tregua, 1960.
  • "Mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin me necesites”. Táctica y estrategia, 1984.
  • "Después de todo la muerte es sólo un síntoma de que hubo vida", Rincón de Haikus, 1999.