Cuernavaca, Morelos.- La leche materna es la mejor protección para la infancia y en tiempos de pandemia mucho más porque contiene anticuerpos específicos contra los virus a los que la sociedad está expuesta, dijo Ana Lucía Rodríguez Ríos, docente de la Facultad de Nutrición de la Máxima Casa de Estudios de Morelos.

 

Durante su participación en el ciclo de videoconferencias “Estrategias de acción para el bienestar psicosocial en tiempos del Covid-19”, organizado por el Centro de Investigación  Transdisciplinar en  Psicología de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Rodríguez explicó que de acuerdo con las más recientes investigaciones este virus no se transmite a través de la leche materna.

 

En cambio, esa sustancia si coadyuva en la disminución del riesgo de contraer infecciones.

 

“Ahora más que nunca hay que motivar a que la madre siga lactando, eso evitará el contagio del coronavirus en el bebé y si se enferma, ayuda a que sea de corta duración o menos grave, al estar protegido con los anticuerpos de la leche materna”, dijo.

 

Para evitar riesgos, tanto en la madre como en el menor, la madre debe utilizar cubrebocas y limpiar el lugar donde amamanta, así como mantener una alimentación extraordinaria en valor nutrimental que le permita generar leche suficiente y de calidad para el bebé.

 

Para mejorar un buen estado nutricional durante la lactancia la especialista recomendó incrementar el consumo de calorías y la ingesta de nutrientes en la madre.

 

“En la lactancia la mujer gasta 500 kilocalorías al día para la producción de leche, eso equivale a hacer mucho ejercicio, por eso esta práctica ayuda a perder peso”, aseguró.

 

La profesora de la Facultad de Nutrición recomendó a las mamás una dieta con cinco comidas al día que incluyan frutas, verduras, leguminosas y productos de origen animal, además de grasas insaturadas que ayudan a afrontar la lactancia sin deficiencias.