Ciudad de México.- un ladrón no muy astuto terminó atrapado en la chimenea de la casa de sus víctimas.

La policía de Ridgecrest, al sur de California, recibió la notificación de que la alarma de una casa se había activado y momentos más tarde, la llamada anónima de una mujer, informó que una persona se había quedado atorado en una chimenea, informó los agentes en una publicación a través de Facebook.

Los agentes subieron la fotografía del criminal cubierto de hollín y la descripción de cómo ocurrieron los hechos.

"Casualmente, la alarma de robo y el pedido de ayuda eran en el mismo lugar. Cuando los oficiales del Departamento de Policía de Ridgecrest llegaron a la escena se encontraron a Kevin Schultz trancado adentro de la chimenea", indica la publicación.

Además, los policías "encontraron señales de ingreso forzado a la residencia y la puerta trasera abierta". La Policía cree que la estrategia elegida por Schultz para entrar a la casa llevó a que el presunto criminal quede atrapado en el tubo.

"Creemos que sus cómplices forzaron el ingreso a la casa para intentar salvarlo, pero en su lugar activaron la alarma. Luego escaparon y permanecen fugados", precisa el comunicado en redes sociales.

El supuesto ladrón de 28 años fue rescatado por los bomberos del condado y detenido por una causa abierta por robo. Luego de ser sometido a revisión médica, fue enviado a la prisión.