México.-Ladrones que pretendían robar una televisión tuvieron que renunciar a sus planes porque el tamaño del aparato electrónico era más grande que el automóvil en el que se movilizaban, razón que impidió que se la llevaran.

Su manera de actuar fue captada por la cámara de vigilancia de una vivienda localizada en Dallas, Texas. Los dos sujetos que aún no han sido identificados llegaron en una camioneta negra que también fue robada y forzaron la entrada de la casa.

Cuando ambos sustrajeron la TV, intentaron meterla en el auto varias veces, pero no tuvieron suerte. Después de algunos esfuerzos, abandonaron su objetivo y regresaron el electrodoméstico al inmueble.

Los hombres huyeron del lugar con las manos vacías; abandonaron la camioneta y ésta fue recuperada por la policía que aún pretende dar con el paradero de los asaltantes.