México.-En las noches de verano, las aguas costeras de China emiten un misterioso brillo azul, que se ha convertido en una importante atracción turística en los últimos años.

El fenómeno, conocido como 'lágrimas azules', es causado por la floración de organismos unicelulares bioluminiscentes llamados 'chispas de mar' (Noctiluca scintillans), que irradian una luz azul cuando los perturba el movimiento de agua.

"La gente piensa que es romántico. Es tóxico".

Por muy hermoso que parezca el fenómeno, un nuevo estudio publicado en la revista Geophysical Research Letters advierte que está creciendo año a año y que puede ser tóxico para la vida marina.

"La gente piensa que esto es romántico y hermoso para ver por la noche. Es tóxico", recalca en declaraciones a Live Science Chanmin Hu, oceanógrafo de la Universidad del Sur de la Florida y coautor del estudio.