El gobernador Héctor Astudillo Flores calificó de lamentable el anuncio de la cadena de restaurantes de mariscos, Los Buzos, de que cerrará sus sucursales luego de que este domingo hombres armados entraron al lugar y balacearon a dos trabajadores. “Siempre será lamentable cualquier circunstancia que genere la cancelación de empleos”, dijo.

A pregunta expresa luego de asistir a una reunión de consejeros ciudadanos este día en Acapulco, añadió que le ha pedido al fiscal Javier Olea Peláez que haga una investigación en todos los casos que están pendientes en el puerto.

En otro tema, el gobernador especificó que en la reunión de ayer con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se habló de un esquema de seguridad para las zonas más inseguras de la ciudad.

Dijo que se analizó “exactamente en donde están pasando el más alto índice de homicidios dolosos” y que en esos lugares, se va a hacer una operación, en el que incluiría, insistió, la revisión de las tecnologías con las que cuentan los municipios de Chilpancingo y Acapulco.

Sobre la posible salida del canadiense Walter Zuk detenido por besar a una niña en la Costera, expresó que es “muy lamentable también, un caso que ha provocado la indignación. He recibido una cantidad de mensajes y platiqué con el fiscal sobre este caso. Él está revisando por todos lados y se tratará de encontrar con el carácter legal, todos los medios posibles para que su libertad no sea tan sencilla”.