El presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD en Guerrero, Celestino Cesáreo Guzmán, calificó de lamentable la renuncia del diputado Sebastián de la Rosa Peláez a la coordinación de la fracción parlamentaria de su partido en el Congreso local, al igual que las acusaciones que el diputado hizo en contra de algunos de sus compañeros, a quienes señaló como practicantes de una política patrimonialista del poder y abuso de autoridad.

Consultado vía telefónica, Cesáreo Guzmán matizó los señalamientos que ayer en la sesión ordinaria del Congreso local, y hoy en conferencia de prensa en Acapulco, De la Rosa expresó de manera pública sobre la conducta de la estructura interna del Congreso, la cual dijo ha prevalecido al margen de la legalidad, e impone condiciones que propician corrupción, compra de votos, e impunidad política y legal”, teniendo entre a los acusados a “algunos” diputados del PRD.

Cesáreo Guzmán comentó que el legislador no se refirió de manera textual a hechos de corrupción y venta de votos en el Congreso, y dijo que las acusaciones expresadas por Sebastián de la Rosa no fueron hacia diputados de su partido, sino de manera general; sin embargo, adelantó que esas acusaciones serán analizadas entre la dirigencia estatal del PRD y los diputados que integran la fracción perredista.

Reconoció que la dirigencia estatal del PRD no tiene un diagnóstico de la situación que prevalece en la bancada de su partido, la cual, desde el pasado diciembre mostró un divisionismo durante las votaciones para elegir al Fiscal General del Estado, pues un grupo de ocho diputados no acató el resolutivo del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, y votaron a favor de Javier Olea Peláez.

Dijo que en todas las fracciones del PRD han tenido debates internos y posturas encontradas, lo cual “hasta cierto punto es normal”, y señaló que a pesar que existe comunicación constante con los diputados perredistas, en la dirigencia estatal no conocían los detalles que el diputado Sebastián de la Rosa ha exhibido en las últimas 24 horas.

Respecto a quién será el nuevo coordinador de los diputados del PRD, aseguró que en los próximos días será determinado por ellos mismos en una sesión en la que también estará presente la dirigencia estatal, aunque aclaró que no tienen prisa por el nombramiento.

Expresó que la situación de la fracción parlamentaria perredista es motivo para “tomar cartas en el asunto”, y una vez conocidos los detalles por la dirigencia estatal se determinarán las acciones que llevarán a cabo.