Al menos tres bombas de gas lacrimógeno fueron hechas estallar en el lobby del hotel Misión San Felipe, sitio en el que en ese momento se llevaba a cabo el Consejo Electivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), del estado de Oaxaca, con la presencia del presidente del instituto político a nivel nacional, Agustín Basave Benítez.

Aproximadamente a las 12:45 los tres artefactos estallaron, lo que hizo correr a un grupo de militantes del PRD hacia la salida del inmueble, mientras que el lobby del hotel se llenaba del humo que desprendía el gas.

De acuerdo con el diario La Jornada, elementos de la Policia estatal y auxiliar que se encontraban en el lugar ingresaron e intentaron desalojar el lobby del hotel, sin embargo, los consejeros del PRD se negaron a abandonar el sitio, argumentando que no permitirían que reventaran el consejo en el cual será elegido el candidato del instituto político a la gubernatura: entre el senador, Benjamín Robles Montoya y el diputado federal con licencia, José Antonio Estefan Garfias.

El coordinador de campaña del precandidato Robles Montoya, Jesús Romero López, demandó la suspensión del proceso y acusó falta de certeza además de que señaló los uniformados le impedían ingresar al hotel para reunirse con sus militantes, tras lo cual comenzó a empujar a los policías hasta que logró entrar al inmueble.

Romero López aseguró que esto viola los principios de certeza y legalidad, porque se desconoce la lista oficial, por lo que no saben si incluyeron a las personas con la que se quería incrementar el padrón de consejeros.

Negó las acusaciones donde lo señalan de haber pagado a personas con la finalidad de que revienten el Congreso, "aquí estamos solos, tranquilos, limpios, por otra parte, vemos a muchas personas con playeras con publicidad de José Antonio Estefan Garfias", dijo.