México.- El coordinador parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Mario Delgado, quien aspira a la dirigencia de ese partido político, compartió en sus cuentas en redes sociales un proyecto de convocatoria para la renovación de la dirigencia morenista.

 

El documento refrenda que el método de selección será la encuesta abierta a militantes y simpatizantes del Movimiento, así como a ciudadanos en general. Prevé que el registro de aspirantes se lleve a cabo del 8 al 10 de abril próximos, en plena contingencia por el coronavirus.

Las encuestas para elegir dirigentes nacionales se realizarán del 12 al 21 de mayo próximos, y los nombres de los ganadores se conocerán el 25 de mayo.

Tomarán posesión del cargo tan pronto como el 26 de mayo y durarán en el mismo tres años.

México.- El coordinador parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Mario Delgado, quien aspira a la dirigencia de ese partido político, compartió en sus cuentas en redes sociales un proyecto de convocatoria para la renovación de la dirigencia morenista.

 

El documento refrenda que el método de selección será la encuesta abierta a militantes y simpatizantes del Movimiento, así como a ciudadanos en general. Prevé que el registro de aspirantes se lleve a cabo del 8 al 10 de abril próximos, en plena contingencia por el coronavirus.

Las encuestas para elegir dirigentes nacionales se realizarán del 12 al 21 de mayo próximos, y los nombres de los ganadores se conocerán el 25 de mayo.

Tomarán posesión del cargo tan pronto como el 26 de mayo y durarán en el mismo tres años.

La propuesta agrega que quienes ocupen cargos públicos en los tres órdenes de gobierno podrán participar en el proceso y no tendrán que separarse del puesto sino “hasta antes de tomar posesión del cargo de dirección ejecutiva para el que resultaron electos”.

Quedará “estrictamente prohibido” y se penalizará con la cancelación del registro de aspirante, que en cualquier parte del proceso de renovación, “las y los aspirantes realicen acusaciones públicas contra el partido, su dirigencia y otras personas aspirantes o protagonista, o cometan actos de violencia física contra otros miembros o el patrimonio del partido”.

Los requisitos se endurecen para coordinadores estatales, subcoordinadores distritales que hayan tendido a cargo programas sociales federales o estatales, aunado a que habrían tenido que separarse del puesto con un año de anticipación.

La revisión y autorización de perfiles de los aspirantes deberá estar lista el 13 de abril y estará a cargo de la Comisión Nacional de Elecciones. Las campañas internas iniciarán el 16 de abril y finalizarán un día anterior a la aplicación de la encuesta. Si hay más de un aspirante a presidente y secretario general, podrán hacer campaña.

Si hay solo un contendiente para cada cargo, no se realizará la encuesta. Los candidatos podrán recibir “apoyo y recursos” del partido para promocionarse; también se les permitirá recibir dinero de particulares, bajo la supervisión del partido y sin que rebasen el 30 por ciento de lo que se apruebe como recurso para campañas. Contarán con un tope de 50 mil pesos para su promoción individual y hasta 100 mil pesos por fórmula, mismos que deberán comprobar ante la Secretaría de Finanzas de Morena.

Tendrán estrictamente prohibido usar recursos públicos para promocionarse. Contempla tres debates entre los aspirantes, uno el 22 de abril, el segundo el 6 de mayo y el tercero, el 11 de mayo. Señala que la Comisión Encuestadora, la cual aplicará dicho mecanismo, se conformará de cinco integrantes propuestos por los propios aspirantes y deberá quedar instalada a más tardar el 15 de abril.

Establece la realización de tres “encuestas espejo”, para lo cual la Mesa Técnica de la Comisión Encuestadora podrá solicitar asesoría de instituciones públicas o privadas. Otro requisito para los aspirantes, será divulgar en su campaña los documentos básicos del partido, usar el logotipo y colores oficiales, así como “apoyar y reconocer al triunfador”.

En “disposiciones transitorias”, la propuesta que tiene fecha del 29 de marzo próximo, indica que la convocatoria entrará en vigor el 8 de abril; aunado a que el Comité Ejecutivo Nacional y la comisión Nacional de Elecciones le podrán hacer ajustes y correcciones a través de fe de erratas, tomando en cuenta la opinión de la Mesa Técnica.

La propuesta agrega que quienes ocupen cargos públicos en los tres órdenes de gobierno podrán participar en el proceso y no tendrán que separarse del puesto sino “hasta antes de tomar posesión del cargo de dirección ejecutiva para el que resultaron electos”.

Quedará “estrictamente prohibido” y se penalizará con la cancelación del registro de aspirante, que en cualquier parte del proceso de renovación, “las y los aspirantes realicen acusaciones públicas contra el partido, su dirigencia y otras personas aspirantes o protagonista, o cometan actos de violencia física contra otros miembros o el patrimonio del partido”.

Los requisitos se endurecen para coordinadores estatales, subcoordinadores distritales que hayan tendido a cargo programas sociales federales o estatales, aunado a que habrían tenido que separarse del puesto con un año de anticipación.

La revisión y autorización de perfiles de los aspirantes deberá estar lista el 13 de abril y estará a cargo de la Comisión Nacional de Elecciones. Las campañas internas iniciarán el 16 de abril y finalizarán un día anterior a la aplicación de la encuesta. Si hay más de un aspirante a presidente y secretario general, podrán hacer campaña.

Si hay solo un contendiente para cada cargo, no se realizará la encuesta. Los candidatos podrán recibir “apoyo y recursos” del partido para promocionarse; también se les permitirá recibir dinero de particulares, bajo la supervisión del partido y sin que rebasen el 30 por ciento de lo que se apruebe como recurso para campañas. Contarán con un tope de 50 mil pesos para su promoción individual y hasta 100 mil pesos por fórmula, mismos que deberán comprobar ante la Secretaría de Finanzas de Morena.

Tendrán estrictamente prohibido usar recursos públicos para promocionarse. Contempla tres debates entre los aspirantes, uno el 22 de abril, el segundo el 6 de mayo y el tercero, el 11 de mayo. Señala que la Comisión Encuestadora, la cual aplicará dicho mecanismo, se conformará de cinco integrantes propuestos por los propios aspirantes y deberá quedar instalada a más tardar el 15 de abril.

Establece la realización de tres “encuestas espejo”, para lo cual la Mesa Técnica de la Comisión Encuestadora podrá solicitar asesoría de instituciones públicas o privadas. Otro requisito para los aspirantes, será divulgar en su campaña los documentos básicos del partido, usar el logotipo y colores oficiales, así como “apoyar y reconocer al triunfador”.

En “disposiciones transitorias”, la propuesta que tiene fecha del 29 de marzo próximo, indica que la convocatoria entrará en vigor el 8 de abril; aunado a que el Comité Ejecutivo Nacional y la comisión Nacional de Elecciones le podrán hacer ajustes y correcciones a través de fe de erratas, tomando en cuenta la opinión de la Mesa Técnica.