#Suave Patria

Las campañas negras contra «las mañaneras» de AMLO | Opinión

Resulta especialmente peligroso cuando la prensa acusa y señala a un ciudadano sin pruebas, pero se vuelve grave cuando lo hace por expresar sus opiniones políticas.

Por Lucía Deblock, 2019-02-03 21:16

“El deber de un periodista es informar,
informar de manera que ayude a la humanidad
 y no fomentando el odio y la arrogancia”
Ryszard Kapuściński

 

México. Sin riesgo a equivocarme puedo describir a la sociedad mexicana como efervescente, participativa e informada. Tenemos mayor consciencia social y política que hace unos años. Nos gustan los debates, la oposición, la contraparte. Nos hemos vuelto críticos y vigilantes. Atrás quedó la colectividad dormida e indiferente ante los abusos del gobierno y la prensa.

Han sido muchos años que la afable sinergia entre gobierno y prensa empresarial normó la información que los mexicanos leíamos y escuchábamos en espacios noticiosos.  Con el recorte del presupuesto de publicidad, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está obligando a los medios a replantear sus esquemas empresariales que, por otro lado, enfrentan una severa crisis de credibilidad y confianza. Por añadidura, la crítica ciudadana y el derecho de réplica han expuesto el talante intolerante de algunos periodistas que no estaban acostumbrados a ser cuestionados.  Con el cambio de régimen también cambiaron las exigencias a la prensa y hoy los ciudadanos demandan se hagan responsables de sus opiniones.

Las conferencias matutinas de AMLO marcan la agenda de la discusión política, envía mensajes a la sociedad de manera directa, en un lenguaje sencillo que no requiere de intermediarios, doctos análisis ni sabias interpretaciones. AMLO le habla a los mexicanos en sus propios términos. A pesar de que es necesario pulir el órgano de comunicación social del gobierno, en beneficio de la precisión y la claridad, la popularidad y eficacia de “La Mañanera” es inobjetable.

Ante la nueva realidad que trajo consigo la Cuarta Transformación (4T), los medios mexicanos y sus diversos actores están en serios problemas.

Hace varios días se empezó en tuiter una campaña de desprestigio muy bien orquestada; en lo particular iba dirigida contra activistas de izquierda con canales en Youtube, en lo general, contra cualquiera que cuestione el desempeño de los medios. La gama de descalificaciones iba desde la apariencia, hasta cuestionamientos sobre de la preparación académica y burlas por el estilo de comunicar. Participaron periodistas serios como Álvaro Delgado y Salvador Mejía y también mercenarios como Pablo Hiriart y Joaquín López—Dóriga. Daniel Moreno, director del portal “Animal Político”, escribió en el periódico “Reforma”: “Ya es tiempo de subrayar que dar conferencias diarias no es rendir cuentas. Se requiere que este gobierno responda con datos verificables, rigurosos, con transparencia metodológica”. Ivonne Melgar llamó “Fanáticos” y “Maquinaria de propaganda” a la opinión pública. Beltrán del Río aseguró que las críticas son pagadas por el gobierno. Es curioso, los periodistas involucrados en esta campaña negra no aportaron ninguna prueba y asumen que los derechos universales, como la libertad de opinión y de expresión, no aplican para sus “críticas”.

El fenómeno de los youtubers de izquierda detona durante la campaña que culminó en las elecciones del 1 de julio, cuando ciudadanos comunes y corrientes tomaron en sus manos el asunto de la información ante la creciente ola de fake news, manipulación y parcialidad de la prensa oficialista. La pinza cierra cuando los mexicanos buscan contrastar dicha información con medios alternativos y, a la vez, intentan mantenerse al margen de estrategias como la de Cambridge Analítica y Facebook, por lo que crece exponencialmente la popularidad de los llamados “youtubers de izquierda”. Como ellos mismos reconocen, no son periodistas. Ellos informan desde su propia subjetividad, donde subyacen personalísimos principios, ética, compromisos y utopías, los cuales encuentran eco en millones de seguidores.

Resulta especialmente peligroso cuando la prensa acusa y señala a un ciudadano sin pruebas, pero se vuelve grave cuando lo hace por expresar sus opiniones políticas. Y se complica aún más cuando ciertos periodistas acusan a los youtubers de izquierda de ser “chayoteros” —según el DEM, recibir sobornos de una oficina de gobierno para inducirlo a informar según su conveniencia—, sin aportar ninguna prueba que lo sustente. Esto puede obedecer a dos razones: por desconocimiento sobre la política de monetización de la red social, o es un cínico intento por desprestigiar intentando ponerlos al mismo nivel de corruptibilidad de los nombres que aparecen en las muy conocidas listas gubernamentales. En cualquier caso, sea por ignorancia o por cinismo, el nivel exhibido por cierto sector de la prensa es lamentable.

Si acaso los periodistas de la prensa tradicional consideran que es necesario un contrapeso ahora que los youtubers de izquierda son voceros no autorizados de la cuarta transformación, es decir, voceros oficialistas, se agradecería que olviden las prácticas intimidatorias y hagan sus críticas desde el oficio, atacando las ideas, la información o los planteamientos, la metodología y las fuentes, incluso, la aproximación y el tratamiento de los temas. Los mexicanos apreciaríamos la seriedad y el profesionalismo y, como consecuencia, enriquecería el debate público.

La democratización de México exige la democratización de los medios de comunicación. Los medios se erigen como auditores de los abusos del poder, pero se deben a sus lectores y espectadores. Lo que las audiencias desean es una prensa con integridad, que reporte con veracidad, sin manipulaciones. Si por priorizar negocios privados o dobles agendas lesionan a las audiencias, pierden su razón de ser, porque éstas van a seguir adelante buscando información en medios que merezcan su confianza y muestren una responsabilidad social que vaya de acuerdo a los criterios de esta nueva época.

#Suave Patria

Estaciones de radio piratas podrían derribar aviones en CDMX, alertan

El IFT ha recibido denuncias por estaciones ilegales que no tienen concesión que han interferido comunicaciones de aeronave.

Por Redacción, 2019-05-21 20:33

México.- Gabriel Oswaldo Contreras, comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), denunció la proliferación de estaciones de radio ilegales entre las que se encuentran la Ke Huelga, una radio pirata de estudiantes de la UNAM, que han intervenido comunicaciones de aeronaves, poniendo en riesgo la vida de los pasajeros.

Ke Huelga es ilegal y pone en peligro que caiga un avión en la Ciudad de México que va en proceso de aproximación a la pista de aterrizaje. Tenemos un problema, llamémoslo como quieran, pero es ilegal, por lo que seguiremos buscando abatir esta ilegalidad”, expresó el funcionario.

Al participar en el Foro de Análisis sobre el Sector de la Radiodifusión en el marco de la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 organizado por la Cámara de Diputados, detalló que el IFT ha otorgado 227 concesiones no comerciales, sin embargo, continúan proliferando las estaciones que utilizan de manera ilegal el espectro radioeléctrico, lo que pone en riesgo la prestación de servicios públicos, la vida e integridad de las personas.

El IFT ha recibido denuncias por estaciones ilegales que no tienen concesión que han interferido comunicaciones de aeronave en procesos de despegue y aterrizaje, los procesos más riesgosos durante un vuelo, por lo que tenemos que seguir trabajando por hacer las cosas con este nuevo sistema y combatir a las estaciones ilegales”, agregó.

En este sentido, detalló que se ha logrado el aseguramiento de 294 estaciones ilegales, sin embargo, el IFT no cuenta con fuerza pública para llevar a cabo el desmantelamiento de estas radios por lo que ha solicitado la colaboración de la Policía Federal, la Secretaría de Marina y de la Defensa Nacional para que a través de verificadores y radiomonitoreadores desarticular estos esquemas comunitarios que violan las leyes.

#Suave Patria

AMLO y Cuitláhuac comen mondongo en Veracruz y lo presumen

De gira en Veracruz, el mandatario destacó que en el Campo Ixachi, en Tierra Balnca, se producirán hasta 80 mil barriles diarios de petróleo.

Por Redacción, 2019-05-21 20:22

México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, luego de presentar su plan de exploración y producción de Pemex en el campo Ixachi de Tierra Blanca, comió con el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García un tradicional mondongo.

A través de sus redes sociales el mandatario federal compartió una imagen en la que aparece a lado de mandatario local degustando el  platillo típico.

“En Cotaxtla, Veracruz, con Cuitláhuac en el restaurante El Retorno, donde paso a comer desde hace muchos años. Ahora nos tocó mondongo, menudo o pancita, según el habla de cada quien”, expresó AMLO.

En su visita, el presidente destacó que en el Campo Ixachi se producirán hasta 80 mil barriles diarios de petróleo. Asimismo dijo que por tres años que su gobierno intervenga en Pemex para su rescate, pues aseguró que a partir de 2022 la empresa volverá a ser la «palanca del desarrollo nacional».

#Suave Patria

Entregaron un Pemex decadente, pero ya logramos estabilizarlo: AMLO

“Ya se logró detener la caída en la producción, hoy tenemos una producción de un millón 700 mil barriles», afirma el presidente.

Por Redacción, 2019-05-21 20:04

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el gobierno de Enrique Peña Nieto le entregó a Petróleos Mexicanos (Pemex) en una situación “decadente”, pero en sólo seis meses, subrayó, se ha logrado estabilizar a la empresa productiva del Estado, al grado de que ya se genera un millón 700 mil barriles de petróleo diario.

De visita exprés por la Cuenca del Papaloapan de Veracruz para la presentación del Plan Nacional de Producción y Exploración de Pemex capítulo Ixachi, el Ejecutivo dijo que, con la eliminación de la corrupción, además de la dinamización en la exploración de 20 nuevos campos, Pemex podría alcanzar una producción de dos millones 200 mil barriles diarios antes de que concluya su sexenio.

“Ya se logró detener la caída en la producción, hoy tenemos una producción de un millón 700 mil barriles, vamos a recuperar la producción”, soltó, y celebró que en estos primeros seis meses de su administración se tengan firmados todos los contratos para la creación de infraestructura, exploración y producción de pozos petroleros.

Al recorrer la planta Ixachi 1001 –donde recibió una muestra de petróleo crudo “de excelente calidad” en el pozo Ixachi 1-DL– y luego de hacer una parada técnica en la “batería de separación” donde se libera al petróleo de residuos, López Obrador manifestó que hay optimismo para que en 2022 ese pozo pueda producir 80 mil barriles de petróleo por día.