México.- “Estoy seguro que en el 2018 van a cambiar las cosas y estoy seguro que yo estaré de regreso en México”, dijo Gómez Urrutia en videoconferencia, con motivo del cierre de año.

En 2006, se giró una orden de aprehensión en contra del líder sindical por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita. Actualmente, Gómez Urrutia vive en exilio en Canadá.

Sin embargo, de acuerdo con el líder minero, en el 2018 podrían cambiar las cosas.

Gómez Urrutia deseó que llegue un gobierno “amigo”, con el que haya una mejor relación, respeto al Estado de Derecho en México, a la justicia, a la clase trabajadora y a los derechos laborales, como es exigir mayores salarios.

“Sin dar línea electoral, los trabajadores mineros son muy inteligentes y saben discernir entre lo que les conviene y no les conviene. Los trabajadores saben lo que quieren y lo que necesitan. Ellos sabrán a quién darle su voto. Lo único que digo es que no hemos tenido una conversación formal con algún candidato”.

El líder sindical aseguró que vigilarán y estudiarán qué propuestas reflejan mejor los intereses de la clase trabajadora y la mayoría de la población.


Fuente: El Financiero