El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) sección Chilpancingo, Adrián Alarcón Ríos afirmó que las fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno están “coludidas” con el crimen organizado. También exigió a la Fiscalía General del Estado (FGE) que informe sobre los hombres que son abandonados en distintos puntos de la ciudad de Chilpancingo, desnudos y golpeados, como se ha expuesto en redes sociales. El líder empresarial también criticó que la Policía Ministerial ya no investiga los hechos de violencia, sino que sólo se ha convertido en una dependencia “levanta muertos”. “Solamente levanta muertos, nada más llegan a acordonar las escenas de los crímenes, nada más son buenos para eso, y para sacarles el dinero de las carteras a los muertos”, dijo. Alarcón Ríos lamentó los comentarios que vertió el alcalde priista de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena sobre que los hechos de violencia en los que se exhibe a hombres golpeados se debe a una “limpia” de grupos criminales. “Tendría que ser probados por el edil”, dijo, y cuestionó que al gobierno municipal no le corresponde investigar delitos. Por lo que recalcó que de enero a la fecha al menos 50 familias abandonaron sus negocios y salieron de Chilpancingo por la violencia, y lamentó que Leyva Mena insista en omitir esas cifras. El líder de la Coparmex también cuestionó que en la capital del estado ya no hay inversiones ante la falta de acciones para prevenir la violencia, pues en lo que va del año suman al menos 40 empresarios secuestrados.