Ciudad de México.-Nuevo giro de timón en el culebrón Leo Messi. Y es que LaLiga acaba de notificar públicamente que el jugador argentino debe pagar su clausula de rescisión si quiere abandonar el Barza. Es decir, apoya el argumento del equipo azulgrana en la polémica del contrato del futbolista. El internacional argentino no es, por lo tanto, libre para firmar con otra entidad.

El organismo futbolístico nacional ha analizado el contrato del atacante, a raíz de las informaciones contradictorias surgidas en los últimos días, y ha concluido que el vínculo de Messi con el Barcelona todavía es vigente y, que por lo tanto, no le va a dar la baja federativa si antes no abona la cláusula de rescisión, que el club catalán mantiene que es de 700 millones de euros.

LaLiga está de acuerdo, por lo tanto, con la interpretación que hace la institución catalana del contrato del astro argentino. Esta notificación supone un gran apoyo para el Barcelona y para su presidente, Josep Maria Bartomeu, y un gran revés para Messi y sus abogados.

El futbolista sostiene, como comunicó el martes vía burofax, que es libre y que ya no tiene contrato en vigor y, de ahí, que hoy no se haya presentado a las pruebas PCR y que no tenga intención de acudir mañana lunes al primer entrenamiento de Ronald Koeman. Es más, otra interpretación del contrato, además de la esgrimida para no tener vínculo en estos momentos, señala que esta temporada no tendría cláusula y debería negociar su salida, pero no abonar 700 millones.

Falta ver ahora cómo reacciona Messi al rotundo comunicado de LaLiga y si se replantea no su salida, que tiene totalmente decidida, sino si asiste a la sesión mañana.