México.- Miguel Espíndola, padre de Laura Karen Espíndola Fabián, confirmó que su hija ya está en casa, pero tiene una crisis nerviosa y no quiere hablar sobre su desaparición.

Después de que autoridades capitalinas reportaran, poco antes de este mediodía, que la joven desaparecida la noche del martes tras abordar un taxi en las inmediaciones de la estación General Anaya del Metro, Miguel Espíndola declaró a diversos medios de comunicación que su hija "está en shock", llegó a su cada sola y por sus propios medios.

Señaló que aunque ha tenido contacto con las autoridades capitalinas, éstas todavía no le dicen nada y la familia "necesita saber qué pasó".

En tanto que Daniel, el hermano de Karen, dio a conocer en su cuenta de Twitter que ella se encontraba en casa "aunque no estaba en las mejores condiciones", y agradeció a todos por el apoyo recibido.

De acuerdo con los primeros periodísticos, en el domicilio de la familia Espíndola se encuentra personal de la Policía de Investigación de la Procuraduría capitalina, que entrevistará a la joven reportada como desaparecida desde las 21:00 horas de ayer martes.

Karen Espíndola abordó un taxi con dirección a Taxqueña y en el trayecto sobre Calzada de Tlalpan, envió mensajes de texto a su mamá en los que advertía que "el chofer tenía una actitud sospechosa y grosera", a lo que su madre respondió que bajara del taxi, pero la joven ya no atendió el teléfono.