Ciudad de México.- César Duarte, exgobernador de Chihuahua que este miércoles fue detenido en Miami, Florida, con fines de extradición, acumula 21 órdenes de aprehensión, de las cuales 20 fueron obtenidas por la Fiscalía de Chihuahua y una más por la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade).

Dichas órdenes de aprehensión acumulan delitos en contra del erario por al menos mil 230 millones de pesos

De acuerdo con la ficha emitida por la Interpol, los cargos por los que se le acusa al ex funcionario estatal son peculado, peculado agravado y peculado agravado y delito electoral.

De acuerdo con el documento de extradición de Duarte, elaborado por el distrito de Nuevo México, desde Junio de 2011 hasta Noviembre de 2014, el estado de Chihuahua transfirió 96 millones 685 mil 253 pesos a dos compañías: Unión Ganadera Regional General Dvisión del Norte del Estado de Chihuahua y Financiera de la División del Norte. El exgobernador fungía como accionista mayoritario en ambas empresas.

Dichas transacciones se elaboraron en diversos momentos del periodo ya mencionado.

En junio de 2011. La secretaría del Tesoro y la Secretaría de Desarrollo Rural acordaron pagarle a Unión Ganadera 582 mil para comprar equipamiento necesario para inseminación artificial de ganado; sin embargo, ninguna documentación indica que Unión Ganadera haya usado ese monto para dicho fin.

El documento indica que los días 20 y 27 de junio del 2011, casi toda la cantidad ya mencionada fue transferida, de parte de Unión Ganadera, hacia una cuenta de Pavimentos y Servicios. Posteriormente, una serie de transferencias, incluidas una de 43 mil 844 pesos, fueron realizadas desde la cuenta de pavimentos hacia una tarjeta de crédito a nombre de la esposa de Duarte.

El mismo proceso fue hecho para otorgarle 19 mil pesos a Víctor Maldonado Gachupin, administrador del rancho “El Milagro”, propiedad del exgobernador.

Duarte fue gobernador de Chihuahua de 2010 a 2016.