Ciudad de México.- Una de las partes más divertidas del protocolo de una boda es la hora en la que la novia avienta el ramo a las mujeres solteras, lo que significa que quien lo atrape será la próxima afortunada que va a casarse.

Sin embargo, este reto no es nada fácil, pues hay que lidiar con el grupo de solteras que también esperan atrapar el ramo, además, la emoción por querer atraparlo te hace perder el piso, tal y como le sucedió a esta mujer.

Durante la celebración en Alemania, todo va bien hasta que la novia al fin lanza el ramo, lo más chistoso es que el ramillete de flores cayó justo delante de sus pies, pero al agacharse para recogerlo la mujer resbala y cae de frente al piso.

Ya en el piso, la mujer toma el ramo y se levanta como si no hubiera pasado nada, aunque seguramente se sintió muy avergonzada.