México.-A raíz de una denuncia por parte de una corporación regional autónoma, se supo de la privación de la libertad de un leopardo, al cual le quitaron sus colmillos en un caso de maltrato animal.

La Corporación Autónoma Regional de Tolima (Cortolima) realizó una valoración de fauna silvestre al serles entregado un joven leopardo al que anteriormente le cortaron los colmillos superiores,  lo que fracturó la raíz de su maxilar.

"Un ocelote sin colmillos difícilmente podrá sobrevivir en su hábitat natural, no podrá cazar de manera efectiva y se le dificultará alimentarse de por vida, debido a que ya ha mudado su dentadura”, aseguró Ignacio Bernal, uno de los veterinarios de Cortolima.

El terrible caso fue dado a conocer en Ibagué, ciudad capital de la región de Tolima, al occidente de Bogotá. Una valoración clínica y biológica fue realizada después de que sus tenedores anteriores lo entregaran voluntariamente, debido a que las autoridades ambientales los persuadieron para hacerlo.

El veterinario Ignacio Bernal comentó que al inicio y a simple vista, el ocelote estaba en condiciones normales. Sin embargo, cuando abrió su boca para revisar la dentadura, detectó el corte de colmillos.

“El corte de colmillos es una práctica común en los tenedores de fauna para evitar que los animales le causen daño a las personas”, afirmó el veterinario.

El corte indica que el leopardo fue amansado como una mascota, por lo que buscaba a los seres humanos como si se tratara de un gato doméstico, lo que es impropio para la especie.

Además, el biólogo Cristian Castro de Cortolima consideró que también será afectado debido a que no tuvo cuidado parental en su primer etapa de vida, lo que lo hace menos competente para sobrevivir, puesto que las madres enseñan a cazar y a sobrevivir en el hábitat.

El leopardo ahora deberá vivir en cautiverio, pues es la única forma en la que se le podrán brindar las condiciones necesarias para su supervivencia.