Dijo que mientras que los padres de los 43 tengan derecho a exigir justicia, podrán ejercerlo.

En el tema de la violencia, advirtió que “toda víctima es un posible victimario, pues tras cada victimario hubo una víctima”.

El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos consideró que la legalización de la amapola en la entidad, como lo propuso el gobernador Héctor Astudillo, pone en riesgo la salud de los jóvenes.

Durante su conferencia dominical, el religioso llamó a que el tema se discuta y se escuche “a todos los que conocen este tema”.

“La iglesia siempre ha dicho que es un tema de consulta que necesita un discernimiento y debe escuchar a todos los que conocen de este tema, y conocer las reacciones que han existido en otras partes; para nosotros es de riesgo y de daño para los jóvenes, la legalización de amapola”, expresó.

De igual forma, volvió a pedir a “quienes generan la violencia” en el puerto que hagan conciencia y cambien su actitud.

Sobre los señalamientos acerca de que el gobierno del presidente, Enrique Peña Nieto, pretende dar carpetazo al caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Garfias Merlos dijo:

“Yo creo que el que los padres de familia de los 43 sigan procurando la justicia es un derecho que ellos tienen; y yo creo que es importante que lo sigan haciendo igual. Yo los invito a que perdonen, y ellos tienen el derecho ha buscar la justicia, y a buscar la verdad. Mientras ellos tengan ese derecho podrán ejercerlo”.

Sobre el llamado de los padres de los 43 para que se encarcele al exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, a quien acusan de tener responsabilidad en la desaparición de sus hijos, el arzobispo dijo que eso debe determinarse si el exmandatario es culpable, de acuerdo a las investigaciones.

Respecto a las labores del arzobispado, dijo que él continuará dando acompañamiento a todas las personas que han sido victimas de la violencia, y continuará dando un mensaje a quienes la provocan.

No obstante, advirtió que la situación es tal que “toda víctima es un posible victimario, pues tras cada victimario hubo una víctima”.