Legalizar la amapola en Guerrero, sin ofrecer proyectos productivos, generaría un levantamiento armado en la Sierra, advirtió el obispo de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza.

Asimismo, insistió en que las autoridades se sienten a dialogar con miembros del crimen organizado a fin de poner fin a la violencia que se vive en Guerrero.

Esta mañana, en el barrio Santa Cruz de Chilpancingo, durante el festejo del Día de la Cruz, ofreció una entrevista tras reunirse con trabajadores de la construcción.

Expuso que de legalizar la amapola que se produce en la Sierra de Guerrero con fines farmacéuticos, se originaría “un verdadero levantamiento social, pues el hambre es la madre de todas las guerras, y si no tiene que comer y si no tienen oportunidades, entonces sí se levantarían”.

Recordó que la violencia en Guerrero es resultado de la falta de oportunidades para los jóvenes, quienes ante esta situación se afilian a grupos del crimen organizado.

La descomposición social y una educación “muy limitada”, expuso, forman parte de esta situación.

“Ir educando a nuestros hijos, no para la violencia sino para la paz, la concordia, la tolerancia. Pero si seguimos en esta sociedad violenta, el fruto que vamos a cosechar es violencia”, advirtió.

Dijo que, en la Sierra hace falta oportunidades de trabajo y desarrollo para sus habitantes y la siembra de la amapola es la única opción para sobrevivir en dicha zona, que se encuentra en el abandono.

Recordó que los damnificados por la tormenta Manuel y el huracán Ingrid no han recibido apoyo a más de dos años de la desgracia.

Sobre el dialogo entre autoridades y criminales, dijo que es el primer paso para poner fin a la violencia y aseveró que con ello el gobierno no se somete ante la delincuencia sino que permite “escucharnos unos con otros”.

Reiteró, además, que la iglesia está dispuesta a fungir como intermediaria en dicho acuerdo.

“Yo siempre he insistido en el acercamiento, el dialogo (con grupos criminales), ver los puntos de vista de cada quien y llegar a un acuerdo”, sostuvo.