México.- El uso de las lenguas indígenas en el país mantiene tendencia a la baja por el proceso de globalización, por lo que es necesario tomar medidas y crear políticas similares a las aplicadas para cuidar el medio ambiente ante el avance del cambio climático.

Así lo consideraron especialistas del Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que dieron a conocer la organización del primer Diplomado "Diversidad y políticas lingüísticas en México ante el Año Internacional de las Lenguas Indígenas".

Durante la conferencia de prensa, el coordinador de la Sección de Lingüística de ese Centro, Fidencio Briceño Chel, comentó que a pesar de que el país ya cuenta con una ley general de derechos indígenas, que incluye su derecho a hablar y a expresarse en su lengua nativa, la realidad es muy distinta.

“Si un indígena acude a una zona urbana a una institución pública, tendrá que hablar castellano si quiere que lo entiendan, y ya ni hablar de la educación, la educación bilingüe de la que se ha hablado mucho, sigue extremadamente limitada en México”, explicó.

“Por ejemplo, en Yucatán se habla de una población de más de 500 mil mayahablantes, pero menos del uno por ciento habla y escribe también en su lengua nativa, y aunque el hecho de que se escriba o no puede ser irrelevante, que se siga usando es lo importante”, añadió.