Guerrero.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo consideró que “no es el momento” de realizar reformas y prohibir la venta de productos “chatarra” y bebidas azucaradas a menores en Guerrero y pidió esperar a que el sector económico se recupere de la crisis causada por la pandemia.

Consultado vía telefónica, el dirigente de la Coparmex Joel Moreno Temelo dijo estar de acuerdo en la reforma que anunciaron los diputados de Morena similar a la aprobada en Oaxaca, pero pidió que el tema se abra y discuta también con los sectores organizados.

Aunque consideró que no es el momento para aprobarse porque se afectaría aún más a los negocios familiares de las colonias, que, de acuerdo con un estudio de la Coparmex nacional, el 80 por ciento de sus ingresos depende de la venta de refrescos y los productos considerados chatarra.

“No consideramos que sea el momento de hacer la reforma, es momento de hacer análisis y estudio sobre el tema, porque para el próximo año habrá una crisis económica muy fuerte que se verá reflejado en las pequeñas tiendas que están ubicadas en las esquinas de las colonias y comunidades que el 80% de sus ingresos dependen de los refrescos y productos chatarra”, comentó.

Otro de los problemas dijo, es que quienes atienden esos negocios son familias, entre ellos adultos mayores quienes dependen de los ingresos que genera el negocio.

“Si le quita la venta a ese sector se va a ocasionar un problema más severo de lo que ya vivimos a causa de la pandemia y de lo que viene el próximo año”, advirtió.

Pidió esperar a que el sector económico se recupere de las afectaciones por la pandemia y después reformar la ley.

“No puedes perjudicar ahora a más familia que están sobreviviendo con sus tiendas y que subsisten con la venta de esos productos (bebidas azucaradas y chatarra)”.

Diputados locales de Morena anunciaron que presentarán una iniciativa con proyecto de decreto en materia de protección al menor por el que se adicionan artículos a la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Guerrero número 812 para prohibir la venta, distribución, donación, regalo o suministros de productos chatarra y bebidas azucaradas a menores, modificaciones similares a las aprobada en Oaxaca.